Visitar Santiago de Compostela. Historia del Camino de Santiago

Estándar

Visitar Santiago de Compostela en Galicia, admirar su catedral y realizar las etapas del camino de Santiago es algo que un viajero debería hacer en su vida.

En el año de 1982 acabó su visita evangélica por España Juan Pablo II, se refirió a la Catedral de Santiago de Compostela como uno de los lugares más celebres de la historia, donde descansan las auténticos restos del Apóstol Santiago, quien según la tradición fue evangelizador de España y uno de los discípulos más trascendentes de Jesús junto a Pedro…

Catedral de Santiago de Compostela

Santo Sepulcro del Apóstol Santiago. Visitar Santiago de Compostela

Santo Sepulcro del Apóstol Santiago

Placa conmemorativa del reconocimiento de lugar santo de Juan Pablo II en su visita a la Catedral y Sepulcro de Santiago

Placa conmemorativa y reconocimiento de lugar santo

  • Historia del Camino de Santiago

En 1884 León XIII promulgaba la bula “Deus Omnipotents“, por la cual se reconocía la autenticidad de los restos de Santiago Apóstol en la Catedral de Santiago de Compostela, iglesia madre de la Archidiócesis Compostelana. En 2006 Benedicto XVI patenta la biografía de Santiago el Mayor, Iacubus según la transliteración griega, hermano de Juan que ocupaba el segundo lugar entre los discípulos de Jesús tras Pedro según el Evangelio de San Marcos y el tercer lugar tras Pedro y Andrés según el Evangelio de San Mateo y San Lucas. En Hechos de los Apóstoles se menciona junto a Pedro y Juan como uno de los tres discípulos privilegiados que formaron parte de los momentos más importantes en la vida de Jesús. De cualquier forma Santiago ya gozaba de gran importancia en la Iglesia de Jerusalén tras la muerte de Jesús y posteriormente fue un potente  evangelizador en tierras españolas conquistadas por los romanos, según textos de San Isidoro de Sevilla. Pero la historia del descubrimiento de los restos del Apóstol es mucho más antigua. En el año 829 se proclama el descubrimiento de una tumba que parece ser la de Santiago el Mayor, discípulo de Cristo en el Noroeste de España, noticia que se encargan de difundir rápidamente por los territorios cristianos el Obispo de Iria, Teodomiro y el Rey Juan II el Casto. La noticia era de vital importancia porque serviría a la postre para la unión de la Europa cristiana frente al avance del Islam por Occidente y fue el eje espiritual decisivo en el inicio de la reconquista española ante la invasión árabe. Más tarde se construye la Catedral de Santiago para albergar los restos del Apóstol en el año 1075, iniciando así el que será uno de los puntos más importantes en la peregrinación cristiana junto a Roma y Jerusalén.

Puerta del Peregrino. Entrada a la Catedral de Santiago de Compostela.

Tras la expulsión musulmana, el Camino de Santiago conocerá su época dorada durante los s.XII y XIII, asistiendo peregrinos de toda Europa, y siendo uno de los caminos espirituales a trazar en la vida de un cristiano. Es increíble no obstante que fuera León XIII en su bula de 1884 cuando reconociera  la autenticidad de los restos  del Apóstol, en el transcurso de sus más de 1000 años de historia de vital importancia para el Cristianismo. Bueno… es sabido que la fe mueve montañas… y ejércitos, la maniobra político-religiosa era la excusa perfecta para el inicio de la reconquista no sólo de la España musulmana, sino de todo el cristianismo frente a la amenaza religiosa que suponía el avance del Islam hacia Europa. Caballeros de Dios, cruzados, reyes e iglesia, religión y poder, todo valdría para conseguir que el Cristianismo fuera la fuerza mayor religiosa en el mundo occidental el supuesto descubrimiento de los restos de uno de los discípulos de Jesús era cuanto menos trascendental para los intereses del Cristianismo. Santiago el Mayor que perteneció al círculo más próximo a Jesús y que fue evangelizador de la Hispania romana, siendo uno de los verdaderos transmisores de la fe cristiana inicial tras la muerte de Cristo. Tras el reconocimiento de la Iglesia actual y tras la visita y declaración de importancia histórica para el cristianismo de Juan Pablo II a la ciudad de Santiago, el Camino de Peregrinación conseguirá otro de sus grandes auges en pleno s. XX.  La Catedral de Santiago es una de las obras arquitectónicas más impresionantes en España. La obra comienza en el 1075 bajo el reinado de Alfonso VI, siendo Obispo Diego Peláez y los maestros constructores Bernardo el Viejo y Roberto empezarán el levantamiento de una gran Catedral Románica para salvaguardar los restos del santo. La consagración de la Basílica se produce en 1211 en tiempos de Alfonso IX y aunque actualmente conserva gran parte del alzado original, la Catedral ha obtenido influencias de diferentes etapas y estilos arquitectónicos variando la fisonomía de su construcción, como el Claustro renacentista, la fachada principal del Barroco o la de la Abazachería en estilo Neoclásico. En 1737 Fernando de Casas es el encargado de construir la nueva fachada del Obradoiro que contemplamos hoy día, imagen universal de la Catedral de Santiago(arriba en la foto), de gran riqueza iconográfica con personas de relevancia compostelana, es una de las obras cumbres del Barroco en España…
La Cabecera de la Catedral, la parte de atrás del Obradoiro es la que mejor conserva la estructura románica original, junto con la fachada de las Platerías al Este de la Catedral. Realmente el exterior de la Catedral es tan majestuoso como sublime, y representa muchas de las influencias artísticas del pasado arquitectónico de la Catedral. Al Oeste se encuentra el Coro de madera obra de Juan Dávila en 1599, que permaneció en el interior de la Catedral hasta que en 1943 se decidiera retirarlo a su ubicación exterior actual. En el interior destaca el Claustro obra de Juan de Álava uno de las obras del Plateresco más importantes de España, alrededor del Claustro las capillas que contienen las Reliquias, el Tesoro y Panteón Real y dos ejemplares de Butafumeiros (en gallego que echan humo), completan el Sureste de la Catedral. La entrada por la Puerta Principal da la bienvenida al peregrino una de las obras cumbre del románico en España. En 1168 el Maestro Mateo es el encargado de rematar la entrada a la Catedral con el Pórtico de la Gloria, secuencia iconográfica inspirado en el Apocalipsis, una de las imágenes más conocidas de la Catedral de Santiago, con el Apóstol en el centro del Pórtico.
Al frente, y en la zona Norte de la Catedral se encuentra la Capilla Mayor, que mantiene la esencia románica original, y en su cripta descansan los restos del Santo. Rodeada de Capillas completan esta zona de la Catedral de gran riqueza arquitectónica con obras del s.XV y XVI. La Catedral de Santiago fue uno de los puntos económicos y sociales más importantes de España durante la Edad Media, la peregrinación a Santiago hizo posible que los maestros más importantes de la época acudieran a enriquecer la Catedral que contemplamos hoy día,  no obstante hablamos del suelo santo más caro de España. La Plaza del Obradoiro y la Catedral de Santiago fueron declarados por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, junto con el Camino de Santiago por su transcendencia histórica y riqueza arquitectónica.

Plaza del Obradoiro. Santiago de Compostela

Apóstol Santiago, elegido entre los primeros, tú fuiste el primero en beber el cáliz del Señor, eres el gran protector de los peregrinos: haznos fuertes en la fe y alegres en la esperanza, en nuestro caminar de peregrinos siguiendo el camino de la vida cristiana y aliéntanos para que finalmente , alcancemos la gloria de Dios Padre. Amén.

Oración del Peregrino…

El Camino de Santiago es uno de los atrayentes hacia la ciudad gallega de Santiago, siendo el Códice Calixtinus el libro de viajes del Peregrino en sus inicios en la baja Edad Media cuya importancia histórica y religiosa ha sido crucial en la que obtiene hoy día. Son millones las personas que acuden a realizar el Camino de Santiago, como ya hicieran antaño otros devotos cristianos, que denominaban a esta tierra santa, Compostela, del latín Campo de Estrellas, porque les servían de orientación hacia la Catedral. Uno de los caminos de peregrinación más importantes de la época, que servía purificación espiritual y que se debía hacer al menos una vez en la vida, para todo aquel que se autodenominara cristiano. Al inicio se debe solicitar la carta del peregrino que se puede conseguir en cualquier Parroquia u Obispado, la que acredita las credenciales del Camino, las etapas del Peregrino. Se debe llevar la Guía del Peregrino, donde se obtendrá información acerca de las distintas etapas, caminos, albergues, etc… Los sellos o credenciales del Camino se pueden estampar sobre la Carta Compostelana original que se solicita en la Catedral de Santiago y que se envía por correspondencia. El camino debe hacerse desde al menos los últimos 100 kms. andando o a caballo y los últimos 200 kms. en bicicleta hasta la tumba del Santo, siendo debidamente acreditado con los sellos de Parroquias, albergues, instituciones… En Santiago en la oficina del Peregrino, Rua del Villar, 1, se certifican los últimos 100 kilómetros acreditados “pietatis causa“, es decir en sentido religioso y cristiano a pie. Todos los días a las 12,00 se celebra la misa del Peregrino, que da la bienvenida a los que han realizado el Camino de Santiago. El año jubilar o año santo es el año en que la iglesia concede gracias espirituales singulares a los peregrinos, basado según la biblia en el año jubilar israelita, cada 7 años era año sabático y se recuperaban las tierras vendidas por necesidad y se celebraba la libertad de los esclavos. Cada 50 años, año jubilar. El año santo compostelano se celebra cuando el 25 de Julio, año del martirio del santo cae en Domingo, día del Señor, y es el año de más afluencia a Santiago por lo que se recomienda llegar temprano a los albergues. Los Donativos a los albergues ayudan a su mantenimiento. Comenzó en 1122 con el Papa Calixto II y Alejandro III con su bula “Regis Aeterni” le concedió la perpetuidad en 1179. En el s. XX se celebran 14 años santos, y este año 2010 es año santo o Xacobeo (Iacubus, en griego, Jacobo en Latín, transliteración de Santiago Apóstol). Para obtener el Jubileo se requiere visitar la tumba del Santo y rezar una oración, recibir el sacramento de la confesión en la misma catedral o 15 días después en otra parroquia y recibir la comunión, siendo esta indulgencia aplicable a los difuntos. Tanto la Peregrinación a Santiago como el Jubileo no están vinculados, se pueden obtener por separado la de Compostela y la Jubilar. Cuando el Peregrino llega finalmente a  la Catedral de Santiago se inician una serie de ritos que pueden variar si es año Jubilar.

Plaza de las Platerías. Santiago de Compostela

Visitar el Pórtico de la Gloria es el primero, donde se encuentra reflejada la verdadera fe cristiana y el verdadero peregrino se llena de alegría por haber llegado a Compostela. Contempla en silencia la historia de la Salvación esculpida en piedra y se siente recibido y abrazado por el Apóstol, eje central del Pórtico Románico de piedra, que le invita a la reconciliación con Dios y con sus hermanos en nombre de la iglesia. El antiguo y verdadero peregrino sólo contemplaba el pórtico,  desde los últimos años jubilares fue costumbre tocarlo, contribuyendo a su deterioro de los últimos lustros. Al turista que va a contemplar su arte también se le recomienda que no lo haga. La Visita a la Cripta Apostólica es el siguiente, por lo que se ha realizado el camino de peregrinación y donde se encuentran las reliquias del Santo. El Peregrino ora en silencio y abre su corazón a Dios, transformándose en verdadero Peregrino de Vida. Se debe realizar el sacramento de Penitencia, antesala para participar en la Eucaristía. El rito es un ofrecimiento de nuestras vidas a Dios a través del Apóstol Santiago, primer mártir del Cristianismo. El Peregrino a continuación abraza la imagen del Apóstol tras la Capilla Mayor, como símbolo de fe, expresión de agradecimiento y petición de ayuda. Terminan así los ritos religiosos tras la peregrinación a Santiago, popularmente se ha extendido la particularidad de quemar las botas usadas en el camino en Finisterre. Tradicionalmente el Peregrino salía de su hogar y realizaba el camino hasta los restos del Santo, “la Casa de Santiago”, la Catedral. Sin embargo existen varios caminos para realizar por etapas o completos, por tradición histórica, ya que el Camino de Santiago es uno de los más importantes ejes del cristianismo junto a Roma y Jerusalén.
Camino Francés: Ruta más usada actualmente, entra por Roncesvalles viniendo de diferentes puntos como Arlés o París. Atravesamos varias provincias caminando por Pamplona, Logroño, Burgos, León, Astorga, Ponferrada y entrando a Galicia por O Cebreiro. Esta ruta contiene algunos de los paisajes más bellos del Camino y la historia de la Peregrinación se contempla en la arquitectura de edificio civiles y religiosos a través de las diferentes etapas en las ciudades.
Camino del Norte: Bordea la Cornisa Cantábrica, pasando por Irún, San Sebastián, Santander, Gijón, Avilés y bajando por Ribadeo hasta el interior de Galicia. También es una ruta de gran belleza paisajística.
Camino Primitivo: Parte de Oviedo por el interior de Asturias hasta Santiago, comunicando con el Camino Francés o del Norte.
Camino Inglés: Llamado así por ser el usado por los peregrinos británicos que desembarcaban en A Coruña o el Ferrol y seguían a pie hasta Santiago.
Camino Portugués: Desde el interior o por la costa del país luso entrando a la península por Tuy hasta Santiago.
La Vía de la Plata: Desde Sevilla, pasando por Extremadura, Salamanca, Zamora y entra en Galicia por Ourense.

Las rutas se deben planificar teniendo en cuenta el aspecto físico y espiritual, siendo conveniente informarse antes en la Oficina de Peregrinación de Santiago, Obispados y Cofradías de Santiago, Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, etc… Antiguamente existía el que fuera el Hospital y posteriormente residencia para Peregrinos cercanos a la Catedral en la Plaza del Obradoiro y que hoy es el Parador Nacional de Santiago de Compostela. Es el único en España que posee la catalogación de 5 estrellas superior, donde se han firmado tratados importantes siendo el hotel-residencia más antigua de España.

Aunque he tenido la suerte de visitar Santiago de Compostela y contemplar su impresionante Catedral mentiría si dijera que no entró el gusanillo de hacer algún día este viaje espiritual. Siendo Agnóstico por razón, en el corazón llevo parte cristiana de historia y tradición. Seguramente el camino sirviera para fomentar esos principios ejemplares en los que se inició el Cristianismo y que lamentablemente tanto ha transformado la Iglesia Católica… La peregrinación a Santiago de Compostela es un viaje espiritual, un camino hacia nuestro interior. Dicen que uno ya no es el mismo desde que se convierte en peregrino, que es una experiencia única en la vida. Algo debe tener de especial cuando caminas por casi mil años de historia, creencias religiosas y tradición, sin duda…

Enlaces útiles:

Si te ha parecido interesante esta entrada aún puedes dedicar un minuto a dejar un comentario o compartirla en las redes sociales 🙂
Subscribe y recibirás en tu email el Pack de Audioguías y Guías de Viaje de las principales ciiudades turísticas en el mundo
Subscripción libre de SPAM

Un Cometario

  1. Hola Pedro,
    Desde Hotel a Quinta da Auga queríamos darte la enhorabuena por tu blog y, en concreto, por esta entrada sobre el Camino de Santiago. Toda la historia que cuentas sobre él es muy interesante y el itinerario que propones para visitarlo es muy apropiado.
    Lo único que nos da pena de tu blog es que hace mucho tiempo que no visitas y escribes sobre Galicia y queríamos proponerte que volvieras a visitar nuestras tierras. Por ejemplo, que hicieras el Camino de Santiago por cualquiera de las rutas que nos das a conocer en este post.
    Nosotros estaríamos encantados de abrirte nuestras puertas para que pudieses descansar y relajarte después del peregrinaje.
    ¡Un saludo!

Deja tu consulta, pregunta o comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.