Visitar Praga en 4 dias. Que ver en Praga

Estándar

Visitar Praga en 4 días es un recorrido para saber que ver y conocer de lo más importante de la ciudad. Conoce los barrios más famosos de esta bella ciudad centroeuropea.

…el centro historio y turístico de la antigua capital de Bohemia se encuentra dividido en cuatro barrios o transeptos, Hradčany, Malá Strana, Staré Město-Josefov y Nové Město, por tanto es lógico invertir cuatro días para sacar el máximo partido de nuestra visita a Praga, ya que estas cuatro zonas en las que se divide en casco histórico de la ciudad fueron declaradas en 1992 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, por permanecer inalterado su enclave medieval…

La Capital de Bohemia, la de las Cien Torres, la ciudad de Kafka y un sinfín de adjetivos convierten Praga en una de las ciudades más bellas de Europa y una de las más visitadas en el mundo. Antes de seguir leyendo es necesario echar un vistazo a la historia de la ciudad puesto que es de vital importancia conocer su pasado para lograr un viaje lo más satisfactorio posible en nuestra visita a la capital checa, la historia y la cultura de Praga está presente en cada una de sus calles y edificios, es fundamental para conocer a fondo la ciudad y su historia: GUÍA PARA VISITAR PRAGA: Historia de Bohemia.

En este mapa os podéis orientar un poco mejor para situarse en la guía para visitar Praga: Mapa y Callejero de Praga Empezaremos por una de las zonas más antiguas: Staré Město-Josefov: El Enclave Medieval y el Barrio Judío – 2 días

  • Staré Město-Josefov: El Enclave Medieval y el Barrio Judío – 2 días

Iglesia de Thyn. Plaza de Store Mesto en Praga

Es el enclave del centro histórico de la ciudad, debemos empezar por aquí en nuestra visita a Praga para conocer los edificios más antiguos de la capital y comenzar así nuestra andadura por la historia de la ciudad. Los edificios engloban a la Plaza del Ayuntamiento, entre los más destacados la Iglesia de Tyn, que con sus dos torres gemelas se alza sobre los edificios que encuadran la plaza. Fue construida en el s.XIV y en sus inicios fue centro religioso de los Usitas para el movimiento reformista protestante de la época. En su interior se encuentra la pila bautismal más antigua de la ciudad que data de 1414, hoy día esta consagrada para el culto católico.  Entrando en la Plaza del Ayuntamiento saliendo de la Iglesia de Tyn nos topamos con estatua homenaje al reformista Jan Hus, quemado en la hoguera al ser declarado hereje por la Iglesia Católica y padre del reformismo protestante husita en Praga. Siguiendo hacia adelante atravesaremos varias terrazas donde podremos degustar un chocolate caliente, sobre todo si es invierno. Nosotros, que viajamos en Diciembre nos podíamos resguardar en los “champiñones” de las terrazas para soportar el frío junto al Ayuntamiento Viejo. Aquí podremos esperar uno de los acontecimiento más conocidos de la ciudad. Se trata del desfile de los apóstoles del reloj medieval más antiguo de Europa.

Reloj Astronómico de Praga

Data de 1414 y es de tipo astronómico, marcando la hora de la antigua Bohemia. Para más información sobre el Reloj Astronómico de Praga leer el post:  PRAGA … El Reloj se encuentra en la pared del Ayuntamiento Viejo y es un símbolo  en la ciudad. Praga ha destacado en Astronomía, el reloj es una prueba de ello y recientemente se ha inaugurado el Museo de Keppler a tal efecto en la ciudad. Al lado del Ayuntamiento Viejo más abajo, prácticamente junto a la Plaza, se encuentra una de las residencias que usó Kafka en la ciudad, la fachada llama la atención y se encuentra fácilmente. La otra residencia se encuentra bajo el Castillo y es un museo sobre Kafka. También se puede visitar el Klementinum y el Convento de Santa Inés en esta parte de la ciudad. Por último desde el enclave y la plaza medieval que son el centro social de la ciudad nos trasladaremos al barrio judío cercano en Josefov, seguramente para el segundo día de nuestra visita. Entre todos los edificios de interés destacan la Sinagoga Vieja-Nueva es la más antigua de la ciudad y una de las más antiguas de Europa construida en 1270. Sólo existe otra igual en Cracovia, Polonia. El interior es impresionante, después de sobrevivir a incendios y la demolición del s.XIX del gueto judío, recoge toda el espíritu y cultura hebrea en la ciudad. Cerca de la vieja Sinagoga se encuentra el Museo Judío de Praga, en otra de las sinagogas de la ciudad, donde nos cuentan la historia de los judíos en Praga. El museo recoge productos personales de todos aquellos judíos que sufrieron el holocausto en Terezin, campo de concentración cercano a Praga.
Desde dibujos de niños, retratando los crímenes que allí sucedían hasta los nombres en todas las paredes de los 85.000 judíos que fueron exterminados en Terezin. Sencillamente horripilante, una de las visitas obligadas a la ciudad. En los jardines del Museo se encuentra el famoso cementerio judío de Praga, se habla de que existen miles de  personas enterradas en el pequeño recinto, unos encima de otros por la limitación del gueto judío desde la Edad Media, es impresionante. Los judíos construyeron aquí el cementerio para enterrar a sus seres  queridos desde la Edad Media, en no más trescientos metros cuadrados, la sensación de visitar el cementerio es indescriptible.

Cementerio Judío de Praga

En la actualidad existe otro cementerio usado para los judíos en las afueras de la ciudad, mucho más “lujoso” y con amplios jardines, en contraposición de la acritud e indiferencia que tuvieron que soportar a lo largo de su historia en la ciudad. En el extremo del Barrio de Josefov pegado al río se encuentra otro edificio emblemático para la cultura musical de Praga, es el Rodolfinum. Edificio de estilo Barroco donde se celebra el prestigioso Festival Internacional de Música Clásica en Praga y es que esta ciudad está repleta de Teatros, Palacios y Salas de Ópera para tal efecto. También destacan las salas de conciertos de Jazz en la ciudad, alguna noche hay que aprovechar algún espectáculo musical, también merece mucho la pena.

Dejad ambos días para uno o ambos espectáculos, una tarde/noche de música clásica, la ciudad esta llena de información sobre conciertos y otra para un concierto de Jazz en el Club Reduta, el más prestigioso de la ciudad desde que Clinton tocara en su sala. Para más información leer el post: … Al volver hacia la Plaza por el barrio de Josefov podremos admirar los edificios del s.XIX en estilo Art-Noveau, es la zona de los adinerados judíos que se instalaron posteriormente en la ciudad después de la demolición del gueto, dando paso al renacimiento de estos edificios. En esta zona se puede disfrutar de la gastronomía de la ciudad sobre todo del gulasch, un estofado de ternera típico de Praga, además de Viena y Budapest.  Regresamos hacia el hotel después de repartir el tiempo en nuestra visita a la zona más antigua y con más historia de la ciudad en dos días aproximadamente, con lo cual ya hemos visto el grueso histórico de la ciudad, a excepción del Recinto del Castillo de Praga, en la orilla opuesta, ya que también data del s.IX.
Por último para una buenas vistas desde esta parte de la ciudad se encuentran junto al Klementinum, convento fundado en el s.XI en la antigua Iglesia de San Clemente por los Dominicos, hoy en poder de los Jesuitas. Es el segundo edificio más grande de la ciudad tras el Castillo de Praga. Aquí podremos lograr unas maravillosas vistas del lado opuesto del Moldava junto con la panorámica de toda la ciudad desde la Torre de la Universidad o desde las Torres de la Iglesia de Thyn.

  • Hradčany: Recinto del Castillo de Praga -Tercer Día

El tercer día de nuestra visita a la ciudad, una vez que hayamos visitado el grueso histórico de la ciudad, sólo nos queda otro edificio emblemático de Praga. Bueno son varios porque el recinto del Castillo alberga varios palacios renacentistas y barrocos como sede del Arzobispado de Praga, además de una de las obras maestras de toda Europa, la Catedral de San Vito. Bien tempranito para que no nos lleve más de una mañana y no esperar colas deberemos empezar nuestra visita al recinto, al cual se sube por Malà Strana en lo alto de la colina enfrente de la Ciudad Vieja por las escaleras del Castillo. Antes de la entrada ya podemos empezar a admirar algunos de los palacios que dan la bienvenida al recinto. El recinto del Castillo se construyó en el s.IX con el comienzo de la dinastía de Bohemia y es junto con Stare Mesto lo más antiguo edificado al otro lado del Moldava. Con sus más de 5000 metros cuadrados es la fortaleza medieval más grande del mundo y de parada obligatoria al visitar Praga. Para no echar todo el día en la visita hay que elegir bien lo que hay que visitar.

Vistas del Castillo de Praga

En su interior alberga la Basílica de San Jorge erigida sobre otra anterior construida en el 920, el antiguo Palacio Real del s. XII donde se produjeron la famosas Defenestraciones de Praga, el Palacio del Preboste y otros palacios del x.XVII(menos recomendables), el Templo de San Jorge del s.XVII y la Capilla de la Santa Cruz del s.XVIII con interesantes frescos y sirve como agencia de cambio, aunque ya las coronas checas habrán quedado obsoletas. En el Centro del Recinto se encuentra la Catedral de San Vito, colocada la primera piedra en los tiempos en que la Casa de Luxemburgo controlaba la ciudad en el s.XIV por orden del Arzobispo de Praga.

La Catedral padeció en su estructura las revoluciones husitas durante este siglo hasta que Fernando I de Habsburgo fue coronado de la  en la ciudad, reanudando las obras y construyendo la catedral al más puro estilo francés y posteriormente al estilo gótico alemán en su interior. Todo ello conforma la Catedral gótica más antigua de Europa Central. La guerra de los 30 años también paralizó las obras y más tarde en el s.XVII sufriría más atentados protestantes, esta vez Calvinistas.

Los desperfectos ocasionados y la terminación interior de algunas capillas y estructuras se llevaría a cabo durante el s.XIX, abriendo definitivamente sus puertas en 1929. Más de cinco siglos tuvo que esperar la ciudad de Praga para ver terminada su catedral, lo cual refleja las diferencias ideológicas y religiosas de los nacionalistas Bohemios en contra del totalitarismo de los Habsburgo. Realmente ha merecido la pena esperar tanto tiempo, porque la Catedral es realmente preciosa a la vez que impone respeto cuando se admira. La catedral consagrada para el culto católico fue dedicada en 1989 a San Vito, San Andalberto y San Wenceslao y en su interior se encuentran enterrados varios Obispos y Arzobispos Católicos y Reyes que profesaban la misma doctrina religiosa. De hecho las bodas de la realeza Checa se celebraban en la Catedral  de San Vito.

Al término de nuestra visita a la Catedral, del antiguo Palacio Real, que es un Museo de Armas y de la Basílica de San Jorge y la Capilla de la Santa Cruz iremos bajando hacia abajo viendo los antiguos establos de la corte y antes de llegar a la salida junto al río pasaremos por uno de los lugares más interesantes del Castillo de Praga. Se trata del conocido Callejón de Oro, donde algunos documentos de pruebas de Alquimia se recogieron de la Torre de la Pólvora en el s.XV y era el lugar donde los orfebres y alquimistas, además de herreros y otros artesanos trabajaban para la construcción de la Catedral, conservando la estructura original de la Edad Media. Terminamos saliendo del recinto por la puerta de abajo del Castillo, no sin antes apreciar las vistas desde la parte más alta del castillo que ofrece la ciudad. Por la tarde podremos adelantar al día siguiente viendo la Iglesia de San Nicolás de Malà Strana y el Puente de Carlos para ir avanzando además de coger la excursión por el Moldava por la noche comprando los tickets a los pies de la Torre de la Pólvora. En la entrada al Puente de Carlos varios marineros ofrecen la visita guiada en Inglés por el Moldava, merece la pena sobre todo al anochecer

Fachada de la Catedral de Praga

  • Malá Strana y Nové Město: Barrio Pequeño y Ciudad Nueva: Último día.

El siguiente barrio a visitar desde el punto de vista histórico es justamente el de la orilla opuesta, fundado en el s.XIII, cuando todavía no había puente que lo comunicara con la Praga medieval. Además es de paso obligado para nuestra visita al Castillo de Praga, con lo cual también se puede ver a la vuelta, el día anterior. Este barrio se desarrolló paralelamente hasta que Carlos IV proyectara el magnífico puente de piedra que hoy podemos admirar en la ciudad y otro de los símbolos asociados a la bella ciudad de Praga.

Al puente le da acceso la estatua de Carlos IV y la majestuosa Torre de la Pólvora, una de las obras  de estilo gótico más impresionantes del mundo. Originalmente fue usada como depósito de armas y posteriormente como almacén. El puente fue totalmente construido a principios del s.XIV y sus más de 500 metros de longitud y 10 de ancho lo hacen otra de los lugares turísticos más frecuentados de la ciudad. Como antiguamente, decenas de artistas y artesanos venden sus obras en este punto de la ciudad por cierto, cuidado con los carteristas, es un lugar muy frecuentado por muchos ladrones. El puente se encuentra flanqueado por 30 estatuas de estilo barroco del s.XVII y al anochecer es una de las imágenes más impresionantes de la ciudad. De hecho, por su valor histórico y belleza y por el buen precio en su alquiler, Praga se presta para la filmación de múltiples spot publicitarios y películas ambientadas en la época medieval y posterior, la última Oliver Twist. Más adelante, atravesando el puente de Carlos y saliendo por la otra puerta defensiva del puente entramos en el Barrio Pequeño o Malà Strana, donde su principal edificio es la Iglesia de San Nicolás. La iglesia es conocida porque su órgano fue tocado por  Mozart en su estancia en la ciudad, pero además de esto, es la obra arquitectónica de estilo Barroco más importante de la ciudad. Al más puro estilo de los Habsburgo, como símbolo de su supremacía y poder del Catolicismo Imperial en Europa fue construida en 1717 y su interior es verdaderamente imponente, nada tiene que ver con las iglesias protestantes o los monasterios más austeros.

Iglesia de San Nicolás en Praga

El Interior dorado de arquitectura recargada y la esbelta cúpula decorada con bellos frescos sólo tienen comparación con las que existen en Viena. También cerca de esta zona de la ciudad, existe un monasterio del s.XII en la colina norte junto al Castillo, el Monasterio de Strahov, en la otra orilla del río, el cual no pudimos visitar por falta de tiempo. Merece la pena la Biblioteca Filosófica y Teológica que alberga, con libros y documentos de incalculable valor histórico. Desde aquí y si sobra tiempo podremos subir a la colina cercana al Monasterio de Strahov a la Torre de Pêtrin donde se obtienen unas maravillosas vistas. Nosotros optamos para completar el día el paseo en barco por el Moldava, teniendo una panorámica preciosa del Puente de Carlos y de Praga preciosa.  Para el resto del día suponiendo que hayamos ido a alguna ópera o algún concierto de Jazz y/o de música clásica y nuestro viaje en barco por el Moldava o la visita al Museo Nacional o el Rodolfinum sólo nos queda visitar por la tarde la Ciudad Nueva.

Puente de Carlos en Praga

Salimos en tranvía desde Malà Strana cruzando el puente más al Sur del de Carlos y atravesamos el Moldava para la Ciudad Nueva o Nove Mèsto y empleamos aquí la tarde dando un paseo por otro barrio, que aunque parece más periférico su ampliación fue obra de Carlos IV en el s.XV y actualmente es el centro neurálgico de Praga. Fundamentalmente dedicaremos otra visita a otro de los lugares de reunión  en la ciudad, quizás el más emblemático desde el punto de vista ideológico, ya que fue aquí donde se produjeron las manifestaciones más importantes en Praga, como la Primavera de Praga y la Revolución de Terciopelo en contra del totalitarismo del Comunismo Soviético y en pos de un Socialismo democrático y libre.
No se como lo hacíamos pero siempre acabábamos allí de noche, es como si todos los caminos condujeran a susodicha plaza. La Plaza dedicada a otro de los grandes reyes de Bohemia, Wenceslao, en Navidad está completamente iluminada y es un buen lugar para pasear, tomar café y/o cenar. Se trata de la Plaza de Wenceslao, un lugar donde podremos aprovechar para comprar y cenar en los restaurantes de esta parte de la ciudad a buen precio y con una gran calidad. También podremos admirar otros edificios de interés en esta extensión medieval de la Ciudad Vieja, como la Sinagoga Nueva, el Museo Nacional; al fondo de la Plaza de Wenceslao de estilo Neo Renacentista, el Teatro de la Ópera y la Casa Danzante de los arquitectos Ginger y Fred. Hasta aquí habremos visto lo mejor para saber que ver en Praga en 4 días sin desperdiciar ni un sólo momento, una ciudad donde tomar el último tranvía hacia nuestro correspondiente hotel resulta vital para disfrutar al máximo de lo que la ciudad ofrece. Praga es completamente segura, al menos en estas zonas, llena de vida y siempre repleta de gente y jamás, en ningún momento tuve algún atisbo de inseguridad.

Plato Típico en Praga

Como últimas recomendaciones, para el transporte lo mejor es el tranvía, barato y muy rápido. En el centro pasan continuamente y es la mejor forma para moverse por la ciudad en tramos más alejados, hasta medianoche están operativos los más céntricos. Además cruza el río por los puentes excepto por el de Carlos y comunica ambos lados del Moldava. Si el hotel lo tienes alejado del centro asegúrate de tener una parada cercana, ya que Praga es inmensa. El Aeropuerto está a unos 25 km de la ciudad, en taxi nos costó unos 25 Euros cuando las coronas todavía eran funcionales en 2005, pero hay autobuses que te llevan al centro directamente, pregunta en la información del aeropuerto. La gastronomía checa es parecida a la austríaca, lógicamente por la dominación que supuso el imperio en el país, el gulasch y las sopas de ajo y cebolla son deliciosas junto con los platos típicos de carne flambeada de cordero, cerdo o vaca. La mejor comida casera en el Barrio de Josefov, aquí también podremos degustar platos típicos judíos. Los mejores restaurantes más modernos en la zona de la Plaza de Wenceslao en la Ciudad Nueva y alrededores de Stare Mesto, pero son más caros.

Para las compras y regalos la calle que da acceso a la entrada a la Plaza del Ayuntamiento desde la Ciudad Nueva hay multitud de productos artesanales y típicos de la zona a buen precio, sobre todo marionetas echas a mano. Es un auténtico lujo ver como las manejan los propios vendedores y artesanos. Hasta aquí la visita guiada por la ciudad de Praga en cuatro días, para conocer hasta el último rincón de esta maravillosa ciudad del centro de Europa. Si te ha servido de ayuda el post deja algún comentario, se agradecerá.

Visitar la capital de Chequia y es algo que un viajero tiene que hacer en su vida, sin duda una de las ciudades más bellas del mundo. Espero que con este recorrido hayas tenido más claro que ver en Praga

Vistas de Nove Mesto en Praga

Puedes descargarte la Guia gratis para visitar Praga de este mismo blog.

DEJA ALGÚN COMENTARIO O COMPARTE ESTA ENTRADA EN REDES SOCIALES SI TE HA SERVIDO DE AYUDA, GRACIAS 🙂

Subscribe y recibirás en tu email el Pack de Audioguías y Guías de Viaje de las principales ciiudades turísticas en el mundo
Subscripción libre de SPAM

25 Commentarios

  1. Me ha gustado mucho la forma de exponer tu viaje. Iré para allí en Julio. La única duda que tengo es que iré sóla. ¿Es segura la ciudad para una viajera solitaria?

    • Hola Elena, Praga es una ciudad bastante segura, al menos el centro de la ciudad que es lo que conozco. Creo recordar que el último tranvía era el de las 12 de la noche, no tendrás que ajustar tanto el horario si no es preciso, pero aún en este no tuvimos ningún problema y todo estaba tranquilo.

  2. Viajo a Praga en julio.Voy a hacer una ruta en bi i pero parare 3 dias en Praga.Fantasticos tus datos.Solo una pregunta, viste algo de teatro negro?Gracias.

    • Hola Guadaupe, no, no fuimos al Teatro Negro fue una de las cosas que nos faltó en el viaje, en su lugar fuimos a un concierto de música clásica, en Praga dependiendo de la época se suelen celebrar muchos, en el Castillo, Rodolphinum, algunos edificios históricos, etc… esto sí lo puedo recomendar.
      Saludos.

  3. Gracias estaremos en julio por praga sus comentarios son muy buenos trataremos de seguir el itinerario, en verdad gracias

  4. Pues muchísimas gracias por esta guía tan detallada. Esta semana tengo un vuelo cogido para estar 4 días por Praga y creo que seguiré tu ruta, muchas gracias por compartirla.

  5. Pedro
    Con qué pasión cuentas tu visita a Praga, se antoja nada más de leer, vengo llegando al hotel y voy tomar tus recomendaciones.
    Gracias por tomarte el tiempo y platicarnos tu viaje,

    Saludos
    Mónica Lozano
    Torreón, Coah,
    México

  6. Hola!, iremos en enero de 2015 a Praga. Cuál es el mejor barrio para hospedarse?. Qué es mejor alquilar hotel o apartamento?. En esa época hay mucha oferta de música clásica ?. Gracias !!!!

    • Jajaja, jo! Araceli que no soy una guía de turismo??

      A ver, el mejor sitio para hospedarse será aquel que te permita ver más cosas, es decir cerca del centro o Store Mesto, será más caro. A mí me encanta la zona de Nove Mesto, más ambiente. Si coges otro lugar que tenga parada de tranvía cercano, ya sabes que hasta las 12,00 de la noche están en funcionamiento.

      Hay oferta de música clásica todo el año, pero si no es Navidad ni temporada alta seguramente será en fin de semana, pero no lo sé, te recomiento que busques información una vez allí, te recomiendo Rodolphinum o Castillo de Praga.

      Hotel o apartamento???, buffff, pues lo que prefieras, cada vez hay apartamentos más económicos en Europa, es una opción muy interesante si quieres ahorrar y estar a tu aire, pero busca siempre una buena ubicación.

      Saludos.

  7. Preparando con mucha ilusion este viaje en noviembre 2014, con mi amiga Su.
    Muchas gracias por tu aportación desinteresada.
    Saludos. 😉

    • Hola Javier, lamentablemente nosotros no pudimos ir y no puedo darte información. Con 4 noches en praga si te organizas bien te daría tiempo a visitar Praga y visitar esta ciudad Balneario de Boehemia. Yo creo que merece la pena, saludos.

  8. Pienso que 4 días es suficiente para visitar Praga. Ni más ni menos aunque siempre se pueda ver algo más, depende de gusto del viajero.
    Lo has escrito perfectamente, creo que si alguien sigue tu guía le viene muy útil y no perderá nada importante. Enhorabuena 🙂

  9. Hola Pedro, como estas?

    Me ha gustado mucho tu guia y me gustaria descargarla pero no estoy encontrando la forma, podras explicarme como hacerlo? me vendria muy bien tenerla impresa para orientarme. Viajo en abril a Praga y con muchas expectativas 😀 Gracias por la ayuda, saludos desde Argentina!

    Martin

Deja tu consulta, pregunta o comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.