Visitar Barcelona en 3 días. Guía Turística de Barcelona

Estándar

Visitar Barcelona en 3 días, en esta guía turística y descubrirás como visitar lo más representativo de la ciudad de forma rápida y sencilla.

…a nuestra vuelta del viaje Ámsterdam-Budapest, regresamos vía Barcelona para visitar a unos parientes y de paso conocer la ciudad, ya que teníamos muchas ganas, la verdad. Lamentablemente llegamos con un “trancazo de miedo” y aunque disponíamos del fenomenal guía familiar “Marquitos”,  la visita no dejó de ser breve pero intensa. De este viaje, de lo que recuerdo y lo que he logrado completar por ahí, estructuro la ruta según la historia, el desarrollo y el contenido que la ciudad ofrece, para lo cual necesitarás tres días más o menos. Un paseo por la ciudad para ver lo más importante sin perder detalle y a su vez, una ruta que me servirá a mi también para completar mi visita cuando vuelva, que espero sea pronto…

  • RUTA GAUDÍ. Modernismo del XIX

Fachada Casa Batlló. Barcelona

Tomando como referencia la Plaza de Cataluña, a pocos pasos de una estación de metro y de la Oficina de Turismo, podremos desplazarnos por la ciudad para disfrutar de su belleza en tres días, así que si buscas algún hotel por aquí cerca te facilitará mucho el recorrido. De la misma Plaza, centro social y político barcelonés nacen dos de los paseos más importantes en la ciudad, el de Gracia, al Norte y el de la Rambla, al Sur. Al norte de la Plaza de Cataluña se encuentran dos de los edificios emblemáticos de Gaudí. Tomamos pues el Paseo de Gracia hasta llegar a la llamada “manzana de la discordia”, por la diversidad de estilos arquitectónicos que posee. La mayoría de los edificios son del s.XIX, siglo de gran relevancia económica y cultural de la ciudad. Aquí encontraremos la Casa de Lleó Morera, de 1905 obra de Doménech i Montaner en estilo modernista. También, la Casa Amatller de 1890 obra de Puig i Cadafalch, es la casa modernista más antigua de la ciudad y en su vestíbulo se encuentra representado una alegoría a las Bellas Artes, por ello declarado Conjunto Artístico Nacional en 1976. Justo al lado un símbolo en Barcelona, la Casa Batlló de Gaudí. La fachada y la estructura de sus balcones impresiona a todos sus visitantes(arriba en la foto), declarada Monumento Histórico Artístico Nacional desde 1969. Más al Norte y en la orilla opuesta nos encontraremos con otra obra cumbre del genial artista, La Pedrera o Casa Milá. Otro de los edificios representativos de Barcelona construido a inicios del s.XIX, la fachada y el interior son una obra de arte. No olvides visitar también la azotea del edificio donde se encuentran las famosas chimeneas y figuras abstractas que moldeó el artista. El edificio además de ser declarado Monumento Nacional junto con la Casa Batlló, lo fue también por la Unesco como Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1984, en realidad casi todas las obras de Gaudí obtuvieron tal reconocimiento, como ejemplo de Arquitectura Modernista Catalana. Si llegas hasta la Avenida Diagonal, podrás contemplar otra de las casas características de la ciudad, la Casa de Punxes de 1903 obra del mismo autor que la Casa de Amatller, pero en un estilo gótico normando fusionado con el plateresco español, ahí es “ná”. Desde aquí tomaremos el metro o vamos andando aunque está un poco lejos para ver otra obra cumbre de Gaudí, La Sagrada Familia. El edificio es seguramente el monumento más importante en la ciudad y también de los más visitados. Gaudí dirigió la obra desde 1883, representando los símbolos de la fe cristiana en el complejo artístico. La fachada, llamada del nacimiento, simboliza los 12 apóstoles, los 4 evangelistas la Virgen y Jesucristo en sus cuatro torres, esta última la más alta destaca sobre las demás. Los campanarios o agujas terminan en los detalles característicos de esta impresionante obra arquitectónica, mosaicos vidriosos rematados con una imponente cruz. Situado bajo la Torre de la Pasión, se encuentra el Museo de la Sagrada Familia, donde se encuentran las maquetas del proyecto. El interior tampoco desmerece, la Cripta y el conjunto de columnas y bóvedas laterales son de gran belleza arquitectónica, a la vez que únicas en su estilo, no verás algo parecido en otro de tus viajes. Todo esto se puede ver en una mañana, si madrugas un poco claro, para regresar bien en metro desde la estación de la Sagrada Familia  y retomar desde la Plaza de Cataluña el Paseo de la Rambla al Sur. A lo largo de esta calle se concentran las tiendas de alta costura, además de caras joyerías y cafeterías famosas. Entre los edificios singulares nos encontraremos con la Farmacia J. de Bolós de estilo modernista o la Casa Serra, sede actual de la Diputación de Barcelona, obra de Calafach. Muy cerca también se encuentra la Fundación Antoni Tàpies, instalada en el antiguo edifico modernista de Montaer i Simó, que reconocerás por la parte superior de entramado metálico, en su interior hallarás las obras del artista. Durante nuestro paseo por la Rambla de Barcelona podremos comprobar que es el verdadero corazón de la ciudad, donde los famosos mimos manifiestan otro de los caracteres culturales que posee Barcelona. Cada uno posee su sitio numerado, desde que no lograran que abandonaran sus actuaciones, son hoy otro atractivo turístico más. Aquí termina la ruta por uno de los aspectos más importantes de Barcelona, lo que supuso el crecimiento de Barcelona en esta época representado en la magnitud de sus edificios y el legado cultural arquitectónico que supone para la humanidad el Modernismo Catalán. El resto de lo que quede de día, simplemente disfruta del ambiente de las Ramblas en cualquiera de sus cafeterías o visita otros edificios modernistas destacables de la ciudad, como son el Palau de La Musica Catalana; obra de Domènech y cercano a la Plaza de Cataluña, con su interior y fachada de arquitectura soberbia bien merecen una visita y el Hospital de Sant Pau; del mismo autor y arquitectura, ambos Patrimonio para la Humanidad por la Unesco y para España.

  • RUTA POR LA ANTIGUA BARCELONA

Barrio Gótico. Centro Histórico de Barcelona

Empezamos bajando las Ramblas un poco más al Oeste, para retroceder en el tiempo ya que hemos visto el esplendor de la ciudad del XIX. Antes de adentrarnos en la Barcelona medieval, nos encontramos con algunos edificios a caballo entre el Modernismo y el Gótico.   Así pues nos toparemos con el Palacio de la Virreina y al lado con la Biblioteca de Cataluña. El Palacio es otra de las joyas arquitectónicas de la ciudad, de estilo Barroco y decoración Rococó, es considerado uno de los más importantes modelos de arquitectura civil del s.XVIII en la ciudad, por ello declarado Monumento Artístico Nacional en 1941. En nuestro recorrido encontramos también  otros ejemplos de este mismo estilo, como la Academia de Ciencias y Artes; donde se halla el Teatro Poliorama, la Antigua Sede de Tabacos de Filipinas o el Palacio Moja. Un poco más al Sur el famoso Mercado de la Boqueríao de San José, un mercado muy famoso introducido en un edificio del XVIII y donde encontrarás un ambiente social típico en la ciudad. Un poco más al Sur y siguiendo esta orilla de las Ramblas, nos encontramos con otro edificio que no te puedes perder, el Gran Teatro del Liceo, representativo del orgullo cultural catalán. Inaugurado en 1847 y restaurado tras el incendio, sólo ha mantenido su fachada original. Al lado, la preciosa Plaza Real; con la Fuente de las Tres Glorias y las farolas diseñadas por Gaudí y el Palacio Güell, también del mismo autor, declarado Monumento Artístico Nacional y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Desde aquí y si tenemos tiempo podremos bajar hasta la Fuente de Canaletas, que da inicio al antiguo barrio barcelonés del mismo nombre y disfrutar del Puerto de Barcelona y el Maremagnum, donde encontrarás algunos de los mejores restaurantes de la ciudad, pero también los más caros. También cerca del puerto se divisa el majestuoso Edificio de Correos y la Estatua Homenaje a Colón. Por la tarde regresamos por la orilla opuesta del Paseo de la Rambla, al Este, para adentrarnos en la parte más bonita y antigua de la ciudad, al menos a mí fue la que más me gustó. Si quieres dedicarle más tiempo a esta parte de la ciudad, réstale tiempo a lo anterior, porque el Barrio Gótico tiene mucho que ver. Así nos trasladaremos andando o en metro hasta la Plaza Sant Jaume, otra de las Plazas más importantes de Barcelona. En la misma Plaza nos encontraremos con dos de los edificios emblemáticos de la Ciudad Condal, el Palacio de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, si te lo permiten entra a ver el Salón de Ciento del Ayuntamiento y el Claustro Gótico del Palacio, son realmente preciosos. Muy cerca de aquí nos adentraremos ya en el Barrio Gótico, cuyo centro es la Catedral de Barcelona. Toda esta zona posee un encanto especial, quizás de los barrios más bonitos que he visitado. La Catedral se construyó en 1298 sobre una capilla paleocristiana del s.VI, finalizándose en estilo gótico en 1459. En el interior de la Cripta se encuentran los restos de Santa Eulalia, en una sepultura del s.XVI, sostenida por columnas de alabastro. Destaca también la Sillería del Coro es y la Sala Capitular, donde se encuentra la imagen del Cristo de Lepanto, embarcada en la nave de Don Juan de Austria en la batalla homónima. Para acceder al templo existen varias puertas, entre ellas la de Puerta de San Ivo es la más antigua. Por todas ellas se accede al fenomenal Claustro del s.XIV. Alrededor de la Catedral se reparten todos los bellos edificios del casco antiguo configurando el llamado Barrio Gótico de Barcelona. Nada más salir del templo en la Pla de la Seu, nos topamos con la Casa de la Pia Almoina, del s.XV es hoy sede del Museo Diocesano. Por la calle contigua y al llegar a la Plaza de Santlu veremos el Museo de Frederic Marès, que contiene las obras del artista además de una colección de esculturas desde el periodo prerromano hasta el s.XX. Más adelante se encuentra la histórica Plaza del Rey, núcleo medieval compuesto por el Palacio del Lugarteniente; del s.XV y reformado en el XIX, la Torre Rei Martí; construida en 1555 y por último el Palacio Real Mayor; del s.XI  que contiene el famoso Salón Tinell y la Capilla Gótica de Santa Ágata; del s.XIV que contiene el Retablo del Condestable, ejemplo de la pintura gótica catalana. El recorrido es un Museo por la Historia de la ciudad, se contrata en la Casa Podellàs, junto a la Plaza y consta de un paseo explicativo por los tres últimos edificios. No en vano Barcelona tuvo un gran crecimiento durante la Edad Media, siendo una importante plaza para mercaderes y comerciantes, testigos de ese esplendor son estos edificios. También Barcelona fue una importante ciudad católica además de Sede Arzobispal. Son testimonio de ello la Casa de l’Ardiaca(Casa del Arcediano) y la Casa del Degà(Casa del Diocesano), del s.XII edificadas junto a la muralla romana. También junto a ellas se encuentran el Palacio Episcopal y la Casa de los Canónigos. Estos dos últimos edificios se encuentran en la Calle del Bisbe, donde podremos disfrutar de la mejor arquitectura gótica en la ciudad. La callejuela desemboca en la Plaza de Sant Jaume, terminando el recorrido por la parte más bella e histórica de la ciudad. Si todavía dispones de tiempo puedes realizar una visita al Museo Picasso en la calle Montcada, la cual conserva el trazado medieval del s.XII o relajarnos en el Parque de la Ciudadela, un gran espacio verde situado más al Este, donde se encuentra el Parlamento Catalán, la Fuente Monumental y el Zoo de Barcelona.

  • RUTA POR EL ARTE Y LA CULTURA CATALANA

Palacio Nacional de Montjuic ante la Fuente Mágica de Barcelona

Palacio Nacional de Montjuic ante la Fuente Mágica de Barcelona

Finalmente y para terminar con nuestra visita a lo más importante de Barcelona subiremos a Montjuic para hacer un recorrido por la parte más cultural de la ciudad, además de obtener unas buenas vistas de Barcelona. Esta parte no la pudimos recorrer, puesto que no disponíamos de más tiempo, pero es fundamental visitarla, así que cogeremos el metro hasta la estación de la Plaza de España para adentrarnos en el recinto. Entre los importantes edificios destacan los que acogieron a la Exposición Universal de 1929, que comenzaron las obras para poblar la montaña y los de las Olimpiadas de 1992, que las culminó. Fruto del primer evento nos encontramos el Palacio Nacional; que es el Museo de Arte Nacional Catalán, el Pueblo Español, la Fuente Mágica y el Pabellón Mies Van der Rohe,  éste último calificado por los expertos como paradigma de arquitectura moderna. El Museo de Arte Catalán(MNAC), alberga colecciones de estilo románico, gótico, barroco y renacentista de un valor extraordinario, como los Frescos Románicos de algunas de las  iglesias catalanas del Valle del Boì, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A estas colecciones se le han añadido la Colección de Arte Moderno; antes en la Ciudadela que recoge una colección de los artistas modernistas catalanes del s.XIX y la Colección Thyssen; antes en el Monasterio de Pedralbes y alberga obras de Fra Angelico, Tiziano y Rubens entre otros. El Pueblo Español fue realizado para convertirse en la síntesis monumental de España agrupada en un sólo y pintoresco pueblo, como las murallas de Ávila que rodean el recinto.  La Fuente Mágica que se ilumina de noche, se encuentra delante de la Fira de Barcelona, desde donde tendremos unas buenas vistas de la Plaza de España y la antigua plaza de toros Las Arenas. De las Olimpiadas del ‘92, podremos admirar las edificaciones del Anillo Olímpico, como el Palau Sant Jordi. Además esta parte de la ciudad cuenta con importantes jardines como los de Costa i Llobera y los de Verdaguer, además del Instituto-Jardín Botánico, que también se encuentra aquí. Al fondo el Castillo de Montjuic alberga el Museo Militar y posee la particularidad que fue construido tan sólo en 30 días durante la guerra de “els segadors” en 1640 y se asciende por un teleférico. También se encuentra entre estos edificios la Fundación Miró, creada por el mismo artista en 1971, está dedicada a la difusión de sus obras. El aporte más reciente al impresionante complejo cultural es la Caixa-Forum, un gran centro a la causa instalado en una antigua fábrica textil, obra de Cadafalch en 1908 y que desde 2002 se ha convertido en uno de los centros de arte más visitados de la ciudad. Cerca del Palacio Nacional hay otros dos museos de interés, el Museo Etnológico y el Museo Arqueológico, donde encontraremos el antiguo Anfiteatro o Teatro Griego escondido entre la vegetación. Para esta parte de la ciudad, al igual que la ruta anterior, necesitarás un día entero y creo que me quedo corto, así que elige bien lo que deseas ver para no dejarte atrás algo que no te quieras perder…

…Barcelona, como ya hemos visto en los recorridos anteriores es una ciudad llena de historia, con un patrimonio monumental impresionante, pero a su vez ejemplo de modernidad. Barcelona es una ciudad rebosante de puro Arte. Pero sobre todo es una ciudad cultural, un lugar donde el viajero no para de aprender y donde cualquier persona querría vivir. Por ello volveré para reanudar mi visita en donde la dejé y terminar de disfrutar de esta extraordinaria ciudad y de su ambiente cultural…


Ah por cierto, si eres “culé” como yo, tendrás que ir al Nou Camp, en otro viaje a Barcelona fui expresamente sólo para ver un partido de Champions y es todo un privilegio. Si eres “futbolero” asiste para disfrutar del mejor equipo del planeta…


Liks de Interés…

Subscribe y recibirás en tu email el Pack de Audioguías y Guías de Viaje de las principales ciiudades turísticas en el mundo
Subscripción libre de SPAM

3 Commentarios

  1. He leido la visita a Barna y me encanto,siendo muy importante la descripcion de la visita que haces con el fin de tomarla y no divagar ni tener que recurrir a guias que a veces son muy farragosas.Gracias por compartir tu informacion.

Deja tu consulta, pregunta o comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.