Visitar Granada. Que Ver y Que Hacer en Granada

Estándar

Visitar Granada y La Alhambra en nuestra estancia en el Sur de Andalucía es lo que debe hacer un viajero si le apasiona el arte, la belleza, el flamenco y la gastronomía. Aquí obtendremos toda la información sobre que ver y que hacer en Granada.

“Llora como mujer lo que no supiste defender como hombre…” Madre de Boabdil antes de la entrega de las llaves de la ciudad a los Reyes Católicos.

Paseo del Sultán desde la Alhambra al Generalife. Granada

Tras la derrota de los Cartaginenses a manos de los romanos, la ciudad de Granada llamada Illíberis durante la época imperial no conocería su máximo desarrollo hasta la invasión árabe de la península ibérica en 711, conquistando prácticamente todo el territorio español gobernado por los Visigodos, a excepción de la cornisa cantábrica.Durante el s.XIV tras la disolución de los reinos de Taifas dependientes del Califato de Córdoba, la ciudad de Granada será independiente, creando la dinastía Nazarí el Reino de Granada. La invasión árabe duraba ya casi 700 años, formando parte de la cultura y el arte por todas las regiones del territorio nacional. Desde los reinos del norte, astures y cántabros, comienzan un periodo de guerra con el General Pelayo al frente para evitar la invasión árabe durante el s.XIII. De hecho las oleadas desde África penetraron en Francia y Portugal. Apoyado posteriormente por los Reinos de Castilla, Aragón y Navarra, alegando la herencia de sus antepasados Godos y motivados por el descubrimiento de lo que parecía ser los restos del apóstol Santiago comienza el periodo de la reconquista en España. El periodo concluye con la conquista del Reino de Granada, último bastión musulmán en la península gobernado por la dinastía Nazarí. Anteriormente en la ciudad había sido dominada por las dinastías Almohades(marroquíes) y Almorávides(nómadas del Sáhara), que acudieron en ayuda para recuperar los territorios perdidos tras las primeras guerras de la reconquista durante los s.XI y XII.

Vista del Albaizín desde la Alhambra. Granada

Pero el crecimiento de la ciudad y su desarrollo arquitectónico  y cultural será en la época Nazarí. Las murallas del barrio del Albaicín y su distribución son obra de esta dinastía árabe, sobre todo su obra cumbre, la  ciudad palatina de la Alhambra; monumento emblemático de la ciudad y del mundo por ser un ejemplo del arte Andalusí, como se denominó a la cumbre del arte árabe Nazarí en Granada. La Alhambra se edificó en un primer momento como palacio fortaleza para defender la ciudad, contando con la Alcazaba y los Aljibes que garantizaban largos asedios. Posteriormente tras la conquista de los Nazaríes y la construcción de los Palacios sería la residencia del Sultán del Reino de Granada. También la dinastía nazarí trazaría el diseño para el Barrio Musulmán del Albaicín. Los arrabales de la Alhambra o barrio del Albaycín, como el Conjunto monumental de la Alhambra y el Generalife fueron designados por la Unesco como Patrimonio Mundial de la Humanidad por mantener su trazado original y ser el ejemplo vivo de la cultura y arte Andalusí durante la invasión árabe. Realmente la Alhambra se convertiría en una ciudad amurallada en lo alto de la colina, donde el Sultán tenía su residencia y se trataban todos los asuntos diplomáticos de la corte. Desde que en 1238 Ben-Al-Hamar o Al-Hamar el Rojo entrara victorioso a  la ciudad al grito de Solamente Alá vence (lema del escudo Nazarí escrito por toda la Alhambra), la ciudad de Granada cambiaría para siempre.

 

  • Que Ver en Granada. Ciudad Andalusí: La Alhambra, el Generalife y el Barrio del Albaicín.

El acceso para subir al conjunto monumental desde la ciudad puede realizarse desde Plaza Nueva por la Puerta de las Granadas o subiendo por el Paseo de los Tristes siguiendo la Cuesta de los Chinos. La puerta de las Granadas se construyó en el s.XVI como conmemoración a la visita del emperador Carlos V, y se llama así por las granadas esculpidas en el dintel. Es más cómodo comenzar nuestra visita por aquí para evitar subir las grandes cuestas hasta la Alhambra, además existen transportes públicos que nos dejaran en el Palacio de Carlos V.

Torre de la Vela. Alhambra. Granada

Las audio guías y el punto de información turístico se encuentran en esta entrada. Empezaremos nuestro recorrido no obstante por la Puerta de la Justicia; en tiempos de Yusurf I (1348) nunca se impartió justicia; de ahí su nombre. Aunque hoy día se sabe que se trataba de un error fonético árabe y significa suelo llano. Sobre la puerta se hallan dos símbolos; una mano, la de la hija de Mohamed V y una llave; símbolo del paraíso islámico, dan la bienvenida al visitante abriendo las puertas del conocimiento. Entre ambos una virgen y un niño añadidos al portal por los Reyes Católicos para consagrar la Alcazaba. Es mejor empezar aquí nuestra visita para mantener el orden cronológico de su construcción aunque sea más duro, sin embargo las audio guías lo hacen al revés, la comodidad impera. Desembocaremos a un reciento abierto que es la Plaza de los Aljibes; por la cantidad de los aljibes que se hallan en su subsuelo para los asedios y justo a la derecha la Puerta del Vino que comunica la Alcazaba con los Palacios mejor conservados de la Alhambra; el Palacio de Comares y el de los Leones, dejando el Palacio de Carlos V a la derecha. Comunicaba la Medina con la ciudad Palatina y está ricamente decorada por no ser una puerta defensiva como la de la Justicia, que mantiene el carácter musulmán en forma de “codo torcido”, para dificultar la entrada durante los asedios.

Plano Central de la AlhambraLa Alcazaba es la construcción más antigua del conjunto palatino, no obstante la Alhambra empezó siendo una ciudad fortaleza, y debía tener un carácter meramente defensivo y militar.  Las primeras construcciones datan del s.IX, durante la época califal y ampliándose durante el periodo en que Granada era capital de uno de los reinos de Taifas. La entrada es otra puerta defensiva, La Puerta de Armas, se abre en dos ángulos en su interior para dificultar la entrada en periodos de guerra. El Arco apuntado de herradura de la puerta da entrada al castillo fortaleza, comenzando así con el típico estilo árabe en la construcción. La Alcazaba cuenta con varias torres que servían de protección y vigilancia, una plaza de armas y un pasillo o  adarve que las unía para la vigilancia de los centinelas. Desde las torres se pueden apreciar las mejores vistas del Darro y el Albaicín; desde la Torre del Cubo o desde la Torre de la Vela y del Homenaje, las más altas de la Alcazaba. Los Palacios Nazarís se construyeron en el s.XIV después de la Alcazaba, el Generalife y el Partal. Primero se construyó el Palacio de Comares y era donde se celebraban las reuniones de protocolo y administrativas de la Corte. Accediendo por sus escaleras nos encontramos con la sala más antigua el Mexuar, donde se impartía justicia para los casos más importantes en época árabe. La primitiva sala contenía una celosía en altura donde el Sultán presenciaba el tribunal sin ser visto. Al fondo de la sala una pequeña sala servía de oratorio o mezquita y una ventana orientada de forma diferente a la muralla cumpliendo su función religiosa para los musulmanes. Posteriormente, bajo dominación cristiana, sirvió de capilla. Saliendo de la habitación llegaremos al Patio del Mexuar con una fuente y una dependencia a su izquierda que fue habilitado como estancia para Isabel de Portugal, donde podemos apreciar los escudos de los Reyes Católicos y pinturas de estilo gótico. La fachada del Palacio de Comares fue erigida por Mohamed V en 1370.

Patio de los Arrayanes con la Torre y el Palacio de Comares al fondo

Desde el Patio de los Arrayanes o de la Alberca llegamos cruzando la Sala de la Barca hasta la Torre de Comares donde se encuentra el Salón de los Embajadores. La Sala de la Barca se denomina así por el artesonado de madera del techo en forma de casco de barco. Se accede desde el patio por un majestuoso arco apuntado mocárabe y las columnas de la sala se encuentran adornadas con azulejos y festones del mismo estilo. Los muros presentan yeserías con el escudo nazarí y su emblema; sólo Alá es vencedor. A través de esta dependencia nos adentraremos en el Salón de Embajadores, la estancia más amplia de todo el conjunto, y donde se celebraban en tiempos de Yusurf I las audiencias privadas del Sultán. Los invitados se sentaban en los huecos de las pareces y aquí podremos encontrar el trono del Sultán. El Palacio se llama así porque dentro de esta sala existen unas ventanas de celosías y vidrieras llamadas Cumarias. El Salón acoge nueve dependencias más, tres por cada lado del salón y está ricamente adornado con inscripciones del Corán. Lo más llamativo es el techo, representado por estrellas como los siete cielos de la cultura musulmana y sobre él, según el Corán, se encontraría Dios. El techo construido en madera es uno de los mejores conservados de la Edad Media, la madera de cedro representa el universo con pequeñas incrustaciones de madera de colores a distintos niveles, que representan las estrellas en los cielos. En lo más elevado del centro del techo se encuentra el lugar ocupado por Dios; Escabel y desde aquí se van repartiendo las figuras geométricas en forma de estrella en siete niveles representando los siete cielos. Entre todos ellos configuran el Trono, que es el símbolo de la creación. En alusiones coránicas; Escabel, Trono y Rey, legitiman al Sultán como representante de Dios en la tierra. Las cuatro diagonales del techo del Palacio simbolizan los cuatro ríos del Paraíso y el Árbol del Mundo, enraizados en el Escabel, desde aquí se expande el universo según la cosmología coránica.

Una de las Salas de la Alhambra. Granada

Las nueve dependencias del palacio eran doce, tres se suprimieron para dar acceso a la Sala de Baraka, y simbolizan los doce casas del zodiaco, correspondiendo al séptimo cielo que se encuentra a esa altura. Saliendo otra vez al Patio de los Arrayanes en su extremo izquierdo nos da acceso un arco al pasadizo de las dependencias del Sultán. Aquí se encontraría el Harén (Haram; lugar privado); el Palacio de los Leones, llamado así por su famosa fuente. El Palacio de los Leones junto al de Comares, tiene su acceso a través de la Sala de los Mocárabes, llamada así por la bóveda que la cubría. La actual es del s.XVII y contiene al igual que la Sala de la Barca yeserías con inscripciones en árabe, sobre todo relatos del Corán y el escudo de la dinastía Nazarí. Desde aquí tendremos acceso al Patio de los Leones a través de una arcada mocárabe. Este estilo tan peculiar consiste en yuxtaponer figuras geométricas en un mismo plano, y fue introducido en la península por los Almorávides. Se encuentra frecuentemente en artesonados y cúpulas, pero también en las arcadas de columnas sobre todo en representaciones del arte Mudéjar y Nazarí, máxima expresión artística de estos elementos decorativos. La arcada se compone de 124 columnas de mármol blanco de Macael y de forma cuadrada, revisten el recinto del Patio de los Leones. En 1377 Mohamed V, hijo de Yusuf I, construiría el impresionante palacio, el más bello de la Alhambra. En el centro del patio hallamos la Fuente de los Leones, que simboliza las doce tribus de Israel. Tallado en dos de los Leones dos de las casas elegidas, Judá y Leví y datan del s. IX. Investigaciones sobre tal cuestión afirman que formaban parte del jardín del visir judío Yusuf Ibn Nagrela (1066). La teoría se ve confirmada porque en la fuente hay una inscripción del Rey Salomón, el rey arquitecto judío. Cuando visitamos la Alhambra la fuente se encontraba en reconstrucción y esto no lo pudimos apreciar, pero bueno, cuando acabe en 2010 después de tres años realzará el que seguramente es uno de los más importantes símbolos de la Alhambra. El recinto se encuentra atravesado por pequeños canales por donde corría el agua desde todas las fuentes y por toda la Alhambra.

Desde el Patio de los Leones. Alhambra. Granada

El sistema de riegos y canalización es impresionante, servía para refrescar todas las estancias, de ahí que los árabes tuvieran ventanas con celosías para el paso del aire. Diversas salas se encuentran en los márgenes del patio y conforman la estructura palatina, la más imponente es la de los Abencerrajes, la que fuera la alcoba del Sultán. Exceptuando los zócalos de azulejos que son del s.XVI todos los estucos y los colores son originales. La impresionante cúpula está decorada con motivos mocárabes y la luz que se adentraba por su abertura se convertía en un haz mágico dependiendo de la hora del día. La sala más grande del Palacio la forma la Sala de los Reyes, llamada así porque porque en las pinturas de la bóveda se encuentran representados los diez primeros Reyes de Granada, desde que Mohamed Ben Nazar llamado Al-Hamar el Rojo fundara la dinastía Nazarí y se instaurase el Reino de Granada. Esta sala es la mayor del Harén y probablemente estaría destinada a fiestas o eventos familiares. Opuesta a esta sala se encuentra la Sala de las Hermanas, llamada así porque las dos losas que dan acceso son exactamente iguales, en tamaño, color y peso y son las más grandes de la Alhambra. La puerta que da acceso a la Sala se encuentra en el Museo de Granada y es una de las más bellas de la Alhambra, son las dependencias de la Sultana, se sabe que la madre de Boabdil vivió aquí. Desde esta sala también podremos apreciar una bella vista de la ciudad y está conectada con los baños. Al fondo de la habitación encontramos la pequeña Sala de los Ajimeces y desde su Mirador de Lindaraja, originalmente se contemplaban vistas del Darro. Las posteriores ampliaciones de Carlos V, suprimió las vistas así que se construyó uno de estilo italiano con un fuente renacentista y taza de mármol árabe en el centro.

Techo de la Sala de los Abencerrajes. Alhambra. Granada

Al igual que en las puertas de acceso a la Sala de las dos Hermanas en este mirador también se encuentran tallados poemas, en verdad se encuentran por toda la Alhambra. El Mirador de la Lindaraja es uno de los más decorados y el lugar preferido de Carlos V. El Jardín que se contempla  es una autentica maravilla, desde el mirador una de las mejores vistas en la Alhambra, es lo único que merece la pena de la época cristiana en la Alhambra. Durante el reinado de Carlos V además del Jardín se construyeron 6 aposentos más en este lado del Palacio, conocidos como Habitaciones del Emperador, entre el Patio de la Lindaraja y el Patio de las Rejas. El Cuarto del Emperador y el Peinador de la Reina eran las dependencias usadas y construidas tras la reconquista, usadas por Carlos V e Isabel de Portugal, aunque el emperador no viviera demasiado en Palacio. En el del emperador hay una placa en memoria de Washington Irving de 1829, que mantuvo como residencia mientras escribía Cuentos de la Alhambra, una de sus obras más famosas, donde relata todos los secretos que esconde el Palacio.

Jardín de la Len. Alhambra. Granada

Además de la construcción de los Palacios junto a la Alcazaba primitiva los Nazaríes contaban con otras dos importantes dependencias, el lugar donde vivía los criados; el Partal y los lugares destinados al aseo, imprescindibles en la cultura religiosa árabe; los Baños. Hoy día no se pueden visitar y se encontraban distribuidos en la habitación para descansar o Sala de las Camas, la Sala de Masajes y la Sala del Vapor. El Partal también posee un diseño semejante a los palacios anteriores y posee jardines y dependencias privadas como la de Yusurf I. También se disponen varias torres destacando la de las Infantas, la mejor conservada y más bella, donde los eunucos protegían las infantas del Sultán. La de la Cautiva debe su nombre al cautiverio de Isabel de Solís en dicha torre por Yusurf I y donde se pueden leer otros poemas escritos referentes a ello. Los poemas encontrados sobre amoríos y vida del Sultán en la Alhambra también son recogidos en la obra de Washington Irving, Cuentos de la Alhambra. Las inscripciones datan en su mayoría del siglo XIV, por poetas de la corte de Yusurf I y se encuentran la mayoría de ellos distribuidos por el Palacio de Comares.

Fuera del recinto de la Alhambra como Palacio se pueden encontrar otros edificios que forman parte de la ciudad fortaleza de la Alhambra. El Palacio de Carlos V; construido por Pedro Machuca en 1527 para residencia del emperador. Sin embargo no hubo constancia de que allí viviera ya que se trasladó a las dependencias del Sultán. La verdad es que no me extraña, porque el Palacio parece más una plaza de toros que una Residencia Real, es una aberración al diseño original que posee la Alhambra y otra de las edificaciones símbolo del enorgullecimiento del cambio de poder político y religioso en la ciudad. Otro de los edificios emblemáticos es el Generalife, situado en la parte septentrional de la Alhambra y saliendo por la Puerta del Arrabal, hoy reconstruida. Esta es la puerta por la que paseaba el Sultán con su corte cuando se disponía a ir al Generalife y uno de los paseos más románticos por esta parte de la Alhambra.

Interior del Generalife. Granada

Construido entre los s. XII y XIV era el lugar de descanso y retiro del Sultán, fuera de la Corte y  el Harén en el Palacio de la Alhambra. Los jardines sumamente cuidados del exterior y el palacio interior fueron declarados por la Unesco como Patrimonio Mundial junto con la Alhambra. El jardín árabe simbolizaba el paraíso mahometano, la vida de los musulmanes está ligada a su conquista, donde se pueden alcanzar todos sus anhelos y delicias.  En la última época Nazarí el Palacio del Generalife sirvió como residencia de altos mandos militares árabes y sus doncellas. Los jardines del Generalife es otro de los motivos para visitar la Alhambra, son realmente preciosos y se reconstruyeron al estilo Nazarí, como fueran originalmente. El recinto monumental lo completan el Convento de San Francisco edificado tras la reconquista es hoy el Parador de Turismo de Granada y la Torre de los Siete Suelos, lugar de donde saldría Boabdil para entregar las llaves de la ciudad y del Reino de Granada a los Reyes Católicos. Se llama así porque poseía otra puerta defensiva al exterior con siete peldaños. Por último el Barrio de la Alhambra alta, eran las casas donde vivían los nobles de la época y actualmente se encuentra en periodo de excavación. Existe una última puerta que da acceso a la Alhambra desde abajo el acceso principal, desde el bosque; la Puerta de las Orejas. En tanto en cuanto hemos seguido el itinerario a partir de la Puerta de la Justicia saldremos por la de las Granadas, y habremos terminado nuestra visita en uno de los lugares más bellos del mundo, donde la poesía, el arte y la naturaleza confluyen en una perfecta armonía. Si todavía no has visitado la Alhambra, no sé a que esperas…

Jardines de la Alhambra. En el centro un esbelto Magnolio símbolo de la belleza y la delicadeza femenina. Visitar Granda

Jardines de la Alhambra. En el centro un esbelto Magnolio símbolo de la belleza y la delicadeza femenina. Visitar Granda

Saliendo por la Puerta de las Granadas habremos completado nuestra visita a la espectacular ciudad palatina de la Alhambra para ir a otro de los barrios emblemáticos de la ciudad llenos de historia y cultura, el Barrio del Albaycín. El Barrio se extiende desde el Barrio de San Nicolás hasta la Calle Elvira y Plaza Nueva, siguiendo el curso del Darro en la ciudad, al otro lado de la Alhambra. Cuando los musulmanes llegaron a la ciudad ya existía el emplazamiento romano llamado Illiberris; Elvira y que finalmente se le denominó Albaicín; en árabe Arrabal. Al construirse la Alcazaba y posteriormente la Alhambra, los Nazaríes trazarían el barrio al más puro estilo musulmán, quedando a las afueras de la ciudad palatina, de ahí el nombre de Arrabal. También de esta época son las fortificaciones de la ciudad, que se puede apreciar hoy día como las murallas de la Alcazaba en el Albaicín. El trazado de calles serpenteantes, estrechas y tortuosas,  se mantiene hoy día como ejemplo de los barrios típicos de los musulmanes y son junto con la Alhambra y los Jardines del Generalife Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El Río Darro. Entre el Barrio de Albaizín y la Alhambra de los mejores paseos por Granada.

El barrio sería ocupado en época Nazarí por nobles y trabajadores de la corte del Sultán, con casas típicas de altos muros que daban a la calle con un pequeño huerto o jardín en el interior llamados Cármenes. De este barrio al igual que la Alhambra también son típicos los Aljibes, que proveían de agua la ciudad, se cuentan alrededor de 28 en la trama urbana de la época Nazarí. Desde el Mirador de San Nicolás por la tarde se pueden presenciar las mejores vistas de la Alhambra al atardecer.  Los rayos de sol de las últimas horas del día sobre  los muros de la ciudad palatina, son considerados de los momentos más bellos en el mundo, no obstante fue uno de los lugares elegidos por Clinton en su viaje a Europa como reconocimiento a semejante belleza. La Granada andalusí termina con la construcción de varios edificios de estilo Mudéjar, que recoge otra temática en nuestro recorrido por la ciudad, testigo de los 7 siglos de dominación árabe en la península ibérica y sobre todo en Granada, último reino árabe y cumbre del Arte Andalusí en España.

Vista de la Alhambra al Atardecer. Visitar Granada

Vistas desde el Mirador de San Nicolás de la Alhambra

  • Que ver en Granada: Ciudad Cristiana

En el Albaicín podremos encontrar varias iglesias que se construyeron tras la reconquista ocupando el lugar de antiguas mezquitas, como la Iglesia de el Salvador; antigua Mezquita Mayor de Granada en época Nazarí, comenzando así nuestro recorrido por los edificios religiosos y administrativos en época cristiana. También en el Albaicín encontraremos el edificio desde donde se impartió justicia en época ya cristiana; la Real Chancillería, dependiente de la Corona de Castilla de 1505. Otros  barrios históricos de la ciudad son el Barrio del Realejo; donde vivían los Judíos de la época, constituyendo la judería en Granada y el de Sacromonte; el Barrio de los Gitanos en Granada, con cuevas encaladas es de los más pintorescos de la ciudad y famoso por  ser punto de encuentro de los cantaores flamenco. Se ha convertido en uno de los reclamos turísticos de la ciudad y en este barrio se puede visitar la Abadía del Sacromonte, del s.XVI, que guardaba las reliquia tras la Evangelización de la parte septentrional de Andalucía, convirtiéndose en lugar de peregrinación; de ahí el nombre del barrio. El barrio se encuentra ubicado en una de las colinas que conforman Granada, en la colina de Valparaíso. Además de estos monumentos consagrados para el cristianismo se construyó en la ciudad un monasterio también del s.XVI por orden de Gonzalo de Córdoba o Gran Capitán, que hoy está regentado por los Cartujos. La Cartuja de Granada es otro de los edificios históricos de la ciudad, destacando los frescos de la cúpula y la Sala Capitular, la más antigua construcción que data de 1518.  No obstante los edificios cristianos más emblemáticos en la ciudad son la Catedral y la Capilla Real de Granada. La Catedral de Granada se construyó sobre la Gran Mezquita Mayor de la ciudad. Las obras fueron encargadas por Carlos V, junto a los palacios cristianos de la Alhambra, la Chancillería y la Universidad, todos en el s.XVI. La Catedral se concibió tomando el ejemplo de la Catedral de Toledo y destaca la Capilla Mayor con las estatúas de los Reyes Católicos. Comunicada con la Catedral y con otros edificios históricos como  la Lonja de Granada se encuentra la Capilla Real, que formaría parte de uno de los solares de la antigua Mezquita Mayor.

En la Capilla yacen los restos de los Reyes Católicos, Juana la Loca y Felipe el Hermoso. La Capilla combina el arte gótico y renacentista, destacando la Cripta, el Retablo y las Rejas de la Capilla. En la Sacristía-Museo se encuentran las obras de arte patrimonio de los Reyes Católicos, destacando la colección de pinturas de la Escuela Flamenca. Conventos y otros edificios religiosos completan la monumentalidad cristiana en Granada, que junto con los musulmanes la hacen merecedora de ser el destino más popular en Andalucía. Por último y para completar nuestra visita a la ciudad debemos hacer una visita al Museo Arqueológico de Granada, que cuenta con una colección importante del pasado histórico de la ciudad. Piezas del Paleolítico, Neolítico, Íberas,  Fenicias, Romanas y fundamentalmente Árabes, de gran valor histórico, conforman uno de los mejores museos de España.

Vistas de Granada desde la Alhambra

 

  • Que hacer en Granada: Ruta de las Teterías, el Flamenco y de las Tapas. Ocio en Granada.

Después de visitar la Alhambra, el Albaicín y los edificios construidos tras la reconquista todavía podremos disfrutar aún más de lo que la ciudad ofrece al viajero. La ciudad se encuentra repleta de estudiantes durante la época universitaria, no obstante es el destino predilecto de los Erasmus de toda Europa, por lo que le confieren un ambiente especial de frescura y vitalidad. La mejor forma de conocer la ciudad es haciendo las rutas gastronómicas de sus famosas tapas. En Granada no hace falta ir a un restaurante para comer, las tapas de los bares forman parte de la cultura y costumbres de la ciudad. Con cada cerveza o vino hay una espléndida tapa para degustar, aprovechando este momento del día para adentrarnos en el ambiente de Granada.

Por las Tardes no debemos abandonar la ciudad sin visitar otro de los atractivos de la ciudad, se trata de la Teterías de Granada. La famosa Calle de las Teterías albergan tiendas de especias, té y otros objetos típicos de la cultura musulmana conformando otro de los rincones preciosos de Granada. En las Teterías podremos disfrutar de una amplia gama de té, fumando en pipa, sentados en cojines en el suelo disfrutando de lo mejor que la cultura árabe dejó en la ciudad. Para completar nuestra visita cultural podremos asistir a los baños árabes de la ciudad; el Hamman Árabe y el Aljibe de San Miguel.

Por la noche tendremos varias opciones, la ciudad está repleta de salas de conciertos en bares y lugares destinados a tal efecto. Granada es la capital de la música independiente y aquí podremos disfrutar de este apartado social. Para cenar y tomar copas la zona de la Plaza de Toros puede ser una buena elección y posteriormente se puede disfrutar del arte flamenco en las Cuevas del Sacromonte. Granada cuenta con varias escuelas de flamenco de gran prestigio, que gozan de gran aceptación.

Finalmente si nuestra agenda lo permite terminaremos nuestra visita a la ciudad con la subida a Sierra Nevada, para rematar de forma diferente. En esta web podrás encontrar toda la información para alojarte en Sierra Nevada y más información para los amantes de la nieve:

…y con esto habremos disfrutado de un fin de semana o un puente de una de las ciudades más bellas de España con la Alhambra como uno de los monumentos más impresionantes que yo haya visto. Una mezcla entre culturas y un punto de referencia para el conocimiento de la cultura árabe, sus costumbres y el Arte. Visitar Granada y la Alhambra es una inspiración para cualquier viajero…

Para más información Visitad:

Si te ha gustado esta entrada deja algún comentario o comparte en las redes sociales 🙂

Subscribe y recibirás en tu email el Pack de Audioguías y Guías de Viaje de las principales ciiudades turísticas en el mundo
Subscripción libre de SPAM

2 Commentarios

  1. Ha nacido un nuevo concepto social, ERASMUNITY!

    Entra y descúbrelo:

    Por fin, una única guía con TODO lo que necesitas, y GRATIS!!
    Alojamiento (puedes buscar o publicar el tuyo, habitaciones compartidas, piso en alquiler…)
    Eventos
    Concursos
    Usuarios (gente como tú!)
    Foros…
    Y, SÓLO PARA LOS 1.000 PRIMEROS usuarios registrados, el SPAIN ERASMUS PASSPORT. El carnet que está REBENTANDO EL MERCADO!! Take a look 😉

  2. Ha nacido un nuevo concepto social, ERASMUNITY!

    Entra y descúbrelo:

    Por fin, una única guía con TODO lo que necesitas, y GRATIS!!
    Alojamiento (puedes buscar o publicar el tuyo, habitaciones compartidas, piso en alquiler…)
    Eventos
    Concursos
    Usuarios (gente como tú!)
    Foros…
    Y, SÓLO PARA LOS 1.000 PRIMEROS usuarios registrados, el SPAIN ERASMUS PASSPORT. El carnet que está REBENTANDO EL MERCADO!! Take a look 😉

Deja tu consulta, pregunta o comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.