Visitar Gordes. Abadías de la Provenza y Parque Nacional de Luberón

Estándar

Para visitar Gordes y las Abadías de la Provenza, salimos de nuestro hotel en Aix en Provence un domingo soleado de Septiembre con destino a una de las zonas más visitadas en Provenza, se trata del Parque Nacional de Luberon.

Cogemos la autopista dirección Aviñón y al Oeste del Valle del Ródano, un poco más al norte a la falda de los Alpes franceses encontramos una de las poblaciones más turísticas y típicas en esta parte de la región: Gordes…

Vista Panorámica de Gordes en Provenza.

Sus calles adoquinadas de aspecto medieval, las casas y las murallas de piedra de marrón claro forman este bello conjunto a 700 m de altitud. La región del Luberon domina la Provenza en estos típicos paisajes, además de las casas de campo del mismo estilo con cientos de viñedos a sus puertas, dan la bienvenida a todos los viajeros que se adentran al Parque Nacional.  Además de visitar Gordes y disfrutar de las maravillosas vistas que ofrece desde la carretera se puede visitar una de las abadías más importantes de las que podremos encontrar en Provenza, se trata de la abadía de Sénanque.

Casas Típicas de Gordes. Provenza

A las espaldas de Gordes encontraremos la carretera que nos llevará a la Abadía pasando por unos parajes realmente bellos, bajando hasta el Valle entre las montañas que rodean el pueblo. Consagrada en 1178 es una de las tres abadías cistercienses que podemos encontrar en Provenza, junto a Silvacane y Le Thoronet. Todas ellas dependían de la Abadía de Fontanay en Borgoña fundada en 1139, es una de las mejores construcciones cistercienses en Francia siguiendo la estricta doctrina de la orden; la antigua regla de San Benito. Iniciada por  Benito de Nursia en el s. VI para los monasterios, se basa en el retiro espiritual y la oración o clausura, en un ascetismo total y voto de pobreza, fundándose monasterios para tal efecto por toda Europa y separándose de la Orden Benedictina de Cluny, que según ellos se habían separado de la orden original. Los  monjes Cistercienses no cobraban diezmos o impuestos a los campesinos, ni tampoco alquilaban sus tierras para la labranza, típico de los monasterios en la baja edad media, además les estaba prohibido relacionarse con mujeres. Esta doctrina religiosa pronto se expandirá por Francia y por Europa, teniendo tres ejemplos en la Provenza, cercanas a la de Sénanque en Gordes, las anteriormente citadas.

Vistas del Parque Natural de Luberón en Provenza

Los monjes se les llamó blancos por sus hábitos, en contraposición de los negros, los benedictinos… lo cual era una metáfora de la Edad Media. Arquitectónicamente son todas parecidas, fundándose en el final del románico con influencias de Cluny y Borgoña, están formadas por una iglesia, un claustro y la sala capitular. También había  habitaciones para los dormitorios de los Monjes en el segundo piso, como se aprecia en Silvacane y al exterior los típicos huertos que la orden regentaba y cultivaba para consumo propio. Las abadías son muy austeras, por la doctrina de la orden, pero a la vez muy espirituales y humildes.

Abadía de Senanque. Cerca de Gordes. Provenza

Son típicas las bóvedas de cañón y los claustros de estilo románico o inicios del gótico en posibles restauraciones en el s.XIV y en algunas, los refectorios eran usados para la traducción y copia de libros durante la edad media.  En 1098 Roberto de Molesmes funda la Orden del Císter, la que será la doctrina religiosa para todos los monasterios cistercienses, la cual se irá propagando por toda Europa gracias a San Bernardo de Claraval, cuya influencia con reyes y papado hicieron posible la donación de tierras y expansión de la orden en Francia. Después de visitar la abadía  de Sénanque, la cual está cerrada los Domingos y de 12,30 a 15,00 para las visitas guiadas en francés… algo típico de Provenza. Podremos hacer una rápida visita al asentamiento cercano de la tribu celta de los Vordenses, antepasados del Luberon o tomar cualquier ruta y disfrutar del paisaje en esta región de Provenza para ir a Vaucluse; disfrutando de sus manantiales naturales, a Roussillon; donde sus canteras de pigmento ocre son famosas en Francia o transitar hasta la siguiente abadía interesante en Roque D’Atheron; Silvacane. En cualquier caso, lo mejor será el paisaje del Parque Nacional, realmente precioso…

Entrada al Chateau Rosebelle cerca de Gordes en Provence

En nuestro caso fuimos a visitar Silvacane y al terminar tomamos la carretera conocida como la ruta de los vinos, atravesando la tierra fértil del Valle del Ródano que da nombre a la denominación de origen de tan afamados caldos,  dirección a Aix en Provence. A ambos lados de la carretera varios Chateâux ofrecen en sus bodegas de sus propios viñedos vinos tintos y blancos. Paramos en Chateâux Rosebelle, donde sólo con entrar y ver su interior merece la pena. Compramos vino reserva a menos de diez euros por botella, elaborado y envejecido en sus bodegas, muy recomendable aunque a nosotros una de ellas llegó picada, pero el vino es excelente. De vuelta otra vez a Aix en Provence para preparar el siguiente y más esperado destino en la agenda por la Provenza. Una visita al interior de la región para conocer Saint Remy y Les Baux en Provence situados en el Parque Nacional de Les Alpilles o Alpes Bajos, una de las zonas más visitadas y que mejor conservan el valor natural y la esencia medieval de Provenza.  Aquí dejo un video para que os hagáis una idea de los paisajes del Luberon.

Siguiente paso >>> Ruta de Sant Remy y Les Baux en Provence.

 

Subscribe y recibirás en tu email el Pack de Audioguías y Guías de Viaje de las principales ciiudades turísticas en el mundo
Subscripción libre de SPAM

Deja tu consulta, pregunta o comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.