Visitar Cáceres. Turismo de España

Estándar

Visitar Cáceres en Extremadura, patear su inmenso casco antiguo y hacer una ruta por la región es regresar a la Edad Media casi de sopetón. Una de las ciudades medievales mejor conservadas de nuestro país, patrimonio de la humanidad por la Unesco y unas de las preferidas en el Turismo de España.

… “ y dicen algunos Cacereñ@s que cuando alguien está desvanecido es que está acelerado y es que le llaman a esta enfermedad del s.XXI, desvanecimiento, que no stress, para que usar anglicismos, ¿verdad?. Esta es la entrada sobre las curiosidades de una tarde en Cáceres, una ciudad medieval en Extremadura…”

Ciudad Vieja de Cáceres

Ciudad Vieja de Cáceres

Pues nos disponíamos a recorrer el Norte en el año 2010 de nuestro señor, para finales de Septiembre más o menos cuando se me ocurrió subir por la ruta de la plata, para conocer de paso Cáceres y Salamanca, que bien merecen una parada importante. Y es que ya conocía bastante de esta bella provincia extremeña, del buen comer y buenas gentes, de paisajes extraordinarios y de una historia rebosante en muchas de sus calles y edificios y dije… coño!!! me falta la capital… así que os contaré es lo mejor que recuerdo de mi tarde en Cáceres.

…. y dice la Wikipedia: “La Ciudad Vieja de Cáceres fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986, ya que es uno de los conjuntos urbanos de la Edad Media y del Renacimiento más completos del mundo”… y digo yo… “po-zí”.
Pues con esto sólo ya es motivo más que suficiente para visitar la ciudad, pero Cáceres es mucho más, Trujillo, el Jerte, la Comarca de la Vera, Monfragüe, Guadalupe

Puerta de Entrada a la Ciudad Vieja de Cáceres

Si quieres saber algo más de su y/o su pincha en estos enlaces porque de lo que voy a tratar en esta entrada es de las curiosidades que alberga la ciudad, históricas, culturales e incluso gastronómicas, porque se me ocurrió al comenzar la entrada y porque son bastante interesantes.
Pues para empezar por el principio viene al pelo la puerta de entrada a la ciudad vieja, al casco histórico enorme, y digo enorme y me quedo corto, de Cáceres. Si miráis la foto veréis que nacen tres nervios desde un mismo punto, lo que consigue un espacio extra en la calle interior pegada a la muralla donde los carros podrían girar para poder entrar y/o salir a la vez y no atascar la entrada, ingenioso ¿verdad?… pues esto se le ocurrió a Manuel de Lara Churriguera tras un encargo del noble Bernardino Carvajal Moztezuma(ya podéis presuponer de donde sacó la familia de la madre la fortuna), para tener un mejor acceso para virar hacia su palacio, inmediatamente a continuación de la curiosa puerta. Esta remodelación del s.XVIII, sustituía a la puerta medieval antigua del s.XV pegada a la muralla y a la Torre de Bujaco, se trata del Arco de la Estrella. La entrada antigua también tenía tal disposición para permitir girar a los carruajes hacia la entrada de la Plaza Mayor. En esta entrada se puede ver es escudo de la jura de los fueros y privilegios de los Reyes Católicos sobre la ciudad, tal y como se ve en la foto superior.
Realmente el acceso a la ciudad es volver a la época medieval, no obstante sólo los conjuntos históricos de Praga y Tallin, ganan en extensión y conservación a la ciudad extremeña.
Desde sus inicios como colonia romana y siendo cómo todo el mundo sabe eje de la hoy conocida con el nombre de “Vía de la Plata” fue arrasada por los Visigodos y refundada por los árabes a principios del s.XII, por ser un lugar estratégico en la defensa del Imperio Árabe en la Península, de hecho la famosa vía de comunicaciones proviene del árabe, de balata – calzada, y de Al-Balat – el Camino, que por corrupción lingüística acabó llamándose Plata, pero nada tiene que ver con el transporte del preciado mineral.
La muralla de origen árabe, como algunas de las torres defensivas de la ciudad aguantaron los asedios cristianos durante la reconquista, siendo ciudad cristiana en 1169 por las conquistas de Fernando II de León y volviendo a manos musulmanas en la oleada Almohade, allá por el 1174.
Y esta parte viene a cuento porque antes de ser reconquistada la ciudad por los musulmanes se crea en Cáceres una orden religiosa militar impulsada por Fernando II de León, conocida como los Frates de Cáceres, más tarde conocidos como los Hermanos de la Espada y posteriormente en los Caballeros de la Orden del Señor Santiago, la semilla de la Orden de Santiago. Pues bien en una de las torres defensivas de la ciudad la Torre de Bujaco junto a la puerta antes mencionada, resistieron más de un año hasta que el califa Almohade degolló en la misma torre a los 40 últimos de la orden.
En 1229 Alfonso IX, rey de León conquista la ciudad en el día de San Jorge, hoy patrón de la ciudad, por este motivo. Desde ese momento la ciudad pasa a ser una “Villa Libre”, donde sus ciudadanos erigirán a doce regidores que gobiernan la ciudad. La ciudad llegan del norte leoneses, asturianos y gallegos, pero también castellanos quiénes mantendrán una guerra sin cuartel con estos últimos por el dominio de la ciudad, de hecho vivían separados por el Barrio de San Mateo y Santa María habiendo entonces dos concejos dentro de la misma ciudad. Esta situación termina cuando Isabel la Católica declara la ciudad libre, no señorial, de realengo, es decir, si os peleáis por gobernar la ciudad, pues para los Reyes y todos contentos.

Casa del Sol. Palacios del Casco Antiguo de Cáceres

Todas las torres de la Ciudad fueron desmochadas, evitando su carácter defensivo, por orden de Isabel la Católica, todas excepto la Torre de las Cigüeñas, ya que quería tener contentos a sus nobles dueños, que apoyaron a Juana la Beltraneja.
La Torre de los Púlpitos, llamada así por asemejarse sus saeteras a los púlpitos de una iglesia, es la más nueva, construida desde la reconquista cristiana. Éstas son las más importantes pero hay una veintena por lo menos.
… y palacios, jé, yo no sé la cantidad de escudos heráldicos que conté. Y es que después de que las familias nobles se instalaron en la ciudad, hay tantos que de la familia de los Golfín,
tenemos el de arriba y el de abajo, como los pueblos. En éste último se aprecian los “matacanes” propios de los edificios fortaleza, desde donde tiraban flechas a los árabes, denominados entonces perros infieles, a la religión católica se entiende, de ahí el nombre de dichas protuberancias del edificio. Otro edificio importante en la ciudad es la Casa del Sol, llamada así por su escudo heráldico. Del s.XV y de estilo gótico, albergaba archivos de las Indias y Filipinas, de quién hoy son custodios los Padres de la Preciosa Sangre. Esta comunidad de misioneros fue fundada en Italia, por San Gaspar, amante de las misiones y de la caridad a los más desfavorecidos, rendían culto a la sangre de Jesús. Están presentes en 19 países, y sólo en Cáceres en cuatro municipios incluida la capital. De hecho la Iglesia de San Francisco Javier, fue fundada por un jesuita último descendiente de la Familia Figeroa, gracias a la fortuna de éste último eslabón de susodicho Marorazgo. Esta iglesia también es custodiada por esta orden, denominándose Iglesia de la Preciosa Sangre. Los sacerdotes en la actualidad viven en comunidad, dedicados a las misiones, a la caridad, obedecen a la orden pero sin votos, y están muy presentes en lugares empobrecidos de la sociedad. También destaca el Palacio de las Veletas, que es famoso por el aljibe en sus sótanos, construido por los Almohades para aguantar durante más tiempo los asedios cristianos. El Palacio de Toledo-Moztezuma, de familia descendientes de Isabel de Moztezuma, hija del emperador Moztezuma II, el Palacio de Carvajal cuya Torre de origen árabe se cree que fue usada por la Orden de los Frates, y un sin fin más. La Plaza Mayor, preciosa por cierto, acoge al centro histórico de la ciudad, y más al sur en la parte antigua de la colonia romana, se encuentra el foro de los Balbos. Lugar donde se reunían los nobles del concejo al salir de la Iglesia de Sta. María. En este lugar se encuentra la estatua romana denominada “el genio andrógino”, estatua romana del s.I, que representa a la Diosa Ceres con un cuerno de la abundancia en su mano izquierda. De hecho se cree que la denominación de Torre de Bujaco, proviene de la palabra Buhaco, que es cómo denominaban los cacereños a la copia de esta estatua que allí se encontraba (Muñeco de Paja).
La Concatedral de Sta. María de Cáceres, el más antiguo edificio cristiano en la ciudad, se encuentra en la misma plaza del centro histórico de la ciudad extremeña. En su interior la talla del s.XIV, “El Cristo Negro”, de estilo gótico alberga muchas de las leyendas de la ciudad. En 1479 ya fue testigo de la visita de Isabel la Católica y del Gran Maestre Alonso Golfín, de la orden de Alcántara. Desde ya muy antiguo había un temor generalizado en la ciudad que quién tocara el Crucifijo sin el correspondiente respeto, moriría en el acto. Hoy en día existe este temor entre la población, nadie lo toca con la mano desnuda, usando unos guantes siempre de color oscuro y rezando una plegaria antes. Es sabido en la ciudad de Cáceres, y forma parte de la superstición, que todas aquellas familias que se han mofado del poder de la imagen, han sufrido castigos dolorosos y dolencias de todo tipo. La catedral es Monumento Histórico Artístico desde 1938, y conforman unos de los rincones más bellos de la ciudad, la Plaza de Sta. María, junto al Palacio Episcopal, el Palacio del Marorazgo y el Palacio de Hernando de Ovando.

Concatedral de Cáceres. Visitar Cáceres

Concatedral de Cáceres

La Iglesia de San Mateo, el Convento de Sto. Domingo, gobernado por la orden de los franciscanos y la Ermita de la Paz completan lo más representativo de los edificios cristianos que se encuentran en la ciudad.
Cáceres después de la reconquista se convirtió en una de las ciudades más católicas de España, de hecho la semana santa cacereña es de interés turístico internacional, conserva muchas de las cofradías más antiguas del país. Así la del Nazareno y de la Misericordia tienen unos estatutos del año 1464, la del Espíritu Santo del año 1493, la de la Santa y Vera Cruz del año 1521 o la de La Soledad que se remonta a 1582.
En Cáceres, como cada año se celebra el festival de música Womad, creado por Peter Gabriel y que en España se celebra en esta ciudad y en Canarias, por realizarse dentro del casco histórico de una ciudad, otra de los motivos que hace única a esta ciudad medieval, ya que el festival se celebra en 9 ciudades de todo el mundo.
La gastronomía, como no podía ser de otra manera tiene fuertes influencias de la cultura árabe y judía, incluyendo la vida pastoril y ganadera. Diversos monasterios de la provincia, como el de Yuste y Guadalupe, han dejado un recetario excepcional de platos de caza y postres refinados. La “Chanfaina”, plato que se prepara en diversos lugares además de Cáceres, como Salamanca, Badajoz y Palencia. Consiste en plato preparado con cordero y diversas verduras, históricamente los señoríos encargaban al pastor que sacrificara el cordero, éste le entregaba las partes nobles del animal al señor, y con las innobles(entrañas) se preparaba el guiso. La capital de la Chanfaina se encuentra en Fuente de Cantos(Badajoz), lugar de de donde proviene la receta, y donde existe la fiesta del mismo nombre, que prepara la receta en sus mejores restaurantes. También destacan las migas extremeñas, la caldereta, la famosa Torta del Casar y postres de todo tipo, como los huesos de santo y perrunillas.
Dentro de las curiosidades más emblemáticas de la ciudad extremeña lógicamente sería la cantidad de personas ilustres que habitaron la ciudad, dado la cantidad de palacios góticos que alberga Cáceres. Históricamente es conocida la pericia marina de Extremadura desde partieron los mejores conquistadores y navegantes españoles, de la familia Ovando, gobernadores de Chile y Filipinas, Juan Figueroa y Villalobos, joven aristócrata conquistador de tierras chilenas también vivió en la ciudad, Gaspar de de Zúñiga y Avellaneda, Grande de España y Virrey de Navarra, Lorenzo de Aldana, caballero hidalgo español cuya familia participó intensamente en la conquista del nuevo continente. José de Carvajal, virrey del Perú, Diego García de Cáceres, conquistador español y un largo etcétera de personalidades que intervinieron directamente en la conquista, administración y cristianización del nuevo mundo, y que sus hogares y palacios se pueden admirar en la ciudad, la ciudad medieval de Cáceres de importancia histórica notable, conservada en el tiempo como un conjunto monumental medieval y mundial.

Si vas a hacer rutas por la región además de visitar Cáceres, te recomendaría:

Si te ha parecido interesante esta entrada puedes dejar un comentario o compartirla en las redes sociales 🙂

Subscribe y recibirás en tu email el Pack de Audioguías y Guías de Viaje de las principales ciiudades turísticas en el mundo
Subscripción libre de SPAM

Deja tu consulta, pregunta o comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.