Que Ver en la Costa Azul. Marsella, Saint Michael y Grasse

Estándar

Que ver en la Costa Azul. Un paseo de un día para visitar Marsella y sus alrededores, comprendiendo la bella ciudad costera de Saint Michael y la ciudad cuna del perfume en Francia; Grasse.

Notre Damme de la Garde. Marsella

Otro de los destinos turísticos que nos podremos encontrar en Provenza además de Arlés y Aviñón, vistos en anteriores post, es Marsella. Al Sur de Francia se levanta una de las ciudades más antiguas del Mediterráneo Occidental. La historia de toda la región esta estrechamente relacionada con esta ciudad, por su antigüedad y por ser una de las ciudades más importantes durante siglos por el comercio portuario, además de un referente económico y cultural en la región. Se fundó como Massalia y fue colonizada por marineros griegos que navegaban por el Mediterráneo en busca de nuevas colonias; los Focenses, que ya desembarcaran también en Nápoles hacia el 600 a.C. Dado el punto estratégico que supone en el Mediterráneo, pronto tuvo un gran desarrollo comercial. De esta remota época son los restos más antiguos  de fabricación de vino en Francia y en Europa. Más con su alianza con el Imperio Otomano logró una gran expansión comercial en el s.XV, no en vano es la tercera ciudad con mayor comercio marítimo tras Rotterdam y Amberes, que conocieron su gran expansión en el s.XVII, siglo de Oro holandés. Ciudad estratégica en muchos sentidos, jugó un papel importante en diferentes etapas de su historia, actualmente es sede del Arzobispado y centro universitario desde 1409, más tarde en 1481 pasaría a manos del Estado francés. Marsella conforma un gran centro cultural en Francia, la marcha militar a la que dio nombre por originarse en la ciudad durante la revolución francesa, la marsellesa, es uno de los símbolos nacionales e himno oficial de Francia. También tuvo cabida en la historia del Cristianismo, desde aquí y según la leyenda francesa fue desde donde Maria Magdalena junto con Lorenzo de Betania difundiría el Cristianismo por Provenza, aunque hay otros autores que anuncian la llegada a Stes. Maries de la Mer, enlazando la historia de la llegada de las Santas desde Jerusalén. A Lorenzo se le presupone como el primer Obispo de Marsella. Durante el Imperio Romano prestó su apoyo al republicano Pompeyo en contra de Julio César, al ser derrotado Pompeyo pasó a manos de Roma denominándose Massilia, en Latín y restaría en importancia en la región en beneficio de Arlés, que si apoyó al gran dictador romano. A partir del s. V fue conquistada por los Visigodos en su conquista del Occidente europeo incluida Hispania  y posteriormente sufriría los ataques de las tropas del Imperio Árabe desde la Península Ibérica. El sur de Francia contuvo las tropas árabes con la conocida Marca Hispánica en el Pirineo Catalán posteriormente.

Puerto de Marsella

Más tarde pasaría a manos la Casa de Anjou junto con la Provenza.  Las batallas de los señores de Provenza en Les Baux, lugar que también podremos admirar en la región por recuperarla serían en vano, ya que contaban con el apoyo del Rey de Nápoles y Sicilia. Marsella y parte de la región serían conquistadas más tarde por el reino de Aragón, para defender el condado de Nápoles que durante esta época pertenecía a la corona del reino. Sicilia sucumbiría más tarde a los Anjou y pasaría a formar parte del gobierno francés en 1481 junto con toda la región de Provenza. La casa de Anjou sería determinante para el cambio de gobierno que sucedió en España en el s.XVII. Después de la guerra de Sucesión española Felipe Duque de Anjou, sucedería a los Austrias en el trono español, reinando en España como Felipe V. Marsella ha sufrido grandes inmigraciones durante toda su historia, desde la entrada de españoles, italianos y griegos a partir del s. IX hasta las últimas del s.XX de armenios, rusos y otras poblaciones del Este europeo, junto con inmigrantes procedentes del Magreb y las coronas francesas de Argelia y Comoras. Todo ello se ve reflejado en la ciudad que más pareciera que fuera un punto de encuentro para innumerables culturas en esta ciudad del Sur de Francia. Marsella recoge casi todo el turismo costero de la región debido a su clima, pero sobre todo son de gran interés sus edificios históricos y el puerto legendario que preside la ciudad.

Que ver en la costa azul

Castillo de If. Marsella

Éste se encuentra salvaguardado por dos de los antiguos fuertes de la ciudad el de Saint Nicolas y el de Saint Jane, flanqueando el puerto a la salida al mar. Esta zona de la ciudad es la más turística, aquí se albergan la gran mayoría de tiendas y cafés de Marsella, siendo el punto de partida para visitar la ciudad. Desde aquí parten los diferentes ferrys para la visita al legendario castillo de If, famoso por la novela de Alejandro Dumas; El Conde de Montecristo, domina la entrada a la ciudad desde el mar. La salida en ferry, si hace buen tiempo, merece la pena para divisar Marsella y su puerto desde el mar. También en esta parte de la ciudad es donde se suelen celebrar diferentes eventos culturales o de otra índole, cuando la visitamos nosotros se celebraban las jornadas gastronómicas del mediterráneo, sin duda es buen lugar para pasear y saborear el ambiente  marsellés. La Marsella Católica queda reflejada por la construcción de sus dos catedrales de estilo bizantino, una la Catedral de Santa María la Mayor designada basílica menor por Leon XIII en 1896 y la Notre Damme de la Garde, también en estilo bizantino fue construida con mármol de Carrara procedente de Italia, domina en lo alto de una colina la ciudad.

Catedral Santa María la Mayor. Marsella

Ambas fueron construidas relativamente tarde, en la segunda mitad del s.XX, por ello la más importante en Marsella es la Abadía de San Victor, construida en el s. V, es uno de los templos católicos más importantes en Francia. Las calles nacen desde el antiguo puerto y suben hacia las partes más altas de la ciudad, son calles serpenteantes y empinadas debido a las múltiples colinas que presenta el terreno. Los barrios marselleses forman un paisaje típico multicultural, de los más famosos es el barrio de Le Panier donde podremos comprar todos los productos típicos de la zona. En esta zona también se encuentra el Museo de Vieille Charité y otros edificios históricos de la ciudad, como la Catedral de Santa Maria la Mayor. Marsella cuenta con importantes museos, desde el Museo de Historia, con restos del pasado griego y romano al Museo de Bellas Artes, seguramente el más importante de la ciudad. También podremos hacer una visita al Museo Cantini, que expone obras de Picasso entre otros artistas.

Museo de Bellas Artes en Marsella

Lamentablemente nosotros no pudimos pasar nada más que un día en la ciudad en beneficio de las rutas que haríamos en la Provenza, pero puede servir esta información para quién desee visitar la ciudad que fuera elegida como capital de la cultura para 2013. De haberlo sabido antes le podríamos haber dedicado otro día, pero en una semana en la Provenza hay muchas cosas para ver. Por tanto recomiendo que si tu viaje a la región es en primavera no dudes en hacer todas las rutas posibles por la región puesto que el paisaje es fascinante, sin embargo si tu viaje es en otra época del año deja algunos días para visitar los lugares turísticos más detenidamente como Arlés, Aviñón, Aix en Provence o Marsella. Desde aquí y si te queda algo de tiempo sería conveniente realizar una visita opcional hacia la Costa Azul,  aunque las distancias son más largas, merece la pena Niza y Cannes o el bello pueblo costero de Saint Raphael, elegido por nosotros por cercanía. El puerto y la costa son de gran belleza y la Catedral de estilo bizantino junto al mar embellecen aún más el paisaje. Así de esta forma nos podremos relajar y cambiar un poco el paisaje interior por la brisa de la playa.

Situado al norte de Cannes, hacia el interior se encuentra la ciudad del perfume en Francia; Grasse. Sus cultivos de flores destinadas para tal efecto y el desarrollo de la industria del perfume hacen de esta ciudad una de las más antiguas y pioneras en Europa, allí también podremos visitar el museo de mobiliario y decoración de la región de Provenza y de arte francés. También aquí como en otros museos y edificios históricos del Sur de Francia las visitas son por grupos y en francés, algo que no lograba entender pero bueno… Después de nuestra visita a Marsella y la pequeña escapada a Saint Michael y Grasse, nos volvimos para visitar al día siguiente el último trozo de Provenza que nos quedaba; Aix en Provence, la ciudad de Cezanne y Picasso en Francia. Nuestro lugar de residencia para visitar la región, una ciudad con un ambiente especial.

Siguiente y última etapa de este magnífico viaje por la Provenza >>> Aix en Provence. Vauvenargues y Castillo de Picasso

 

Si te ha gustado la entrada recomiéndala en las redes sociales, gracias 🙂
Subscribe y recibirás en tu email el Pack de Audioguías y Guías de Viaje de las principales ciiudades turísticas en el mundo
Subscripción libre de SPAM

Deja tu consulta, pregunta o comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.