Palacio de Topkapi. Museos de Estambul

Estándar

Palacio de Topkapi en Estambul es uno de los museos que tendrás que visitar en la capital de Turquía.

Cercano al Museo Arqueológico de la ciudad, es otro de los museos importantes y lugares de interés en Estambul.

…en uno de los Museos del Palacio de Topkapi en Estambul se encuentra una gran colección de armas y material de guerra usadas en las grandes conquistas del Imperio Otomano…

Armadura e Indumentaria de un Jenizaro en el Museo  del Palacio  de Topkapi.

Lo más llamativo son la indumentaria, las armas y la historia del que fue el cuerpo de élite para los Otomanos; los Jenízaros. El origen de este ejército se remonta al recién instaurado Imperio Otomano, cuando Orhan I, crea el cuerpo inicial a partir de jóvenes cristianos y presos de guerra no musulmanes para su especial protección en 1330. Esto era debido a que los mercenarios tribales que estaban en las filas del ejército no generaban demasiada confianza, por lo que el sultán hizo posible. Los turcos otomanos eran descendientes de la dinastía de los Osmanlíes y tras la conquista de Constantinopla, fundaran Estambul como lugar de residencia real. El hecho de esclavizar a este peculiar ejército se fundamentaba en que el cuerpo de infantería era el más peligroso en la batalla, con lo que era el que menos alistados tenía. Por norma los siguientes sultanes posteriores fueron aumentando las tropas, siendo bastante más selectivos a la hora de la elección de los soldados. Principalmente se nutría de combatientes griegos o albanos, pueblos con una larga tradición militar. Lo curioso de los Jenízaros es que eran instruidos en materias como literatura, matemáticas y otros aspectos culturales como el aprendizaje de varios idiomas, además de exigirle llevar una vida célibe siendo convertidos al Islam la mayoría. El Cuerpo de los Jenízaros estaba obligado a seguir las reglas del Santo Derviche, que vivían en estricta pobreza alejados de lo material y mundano, de esta forma se convierten en un ejército como las órdenes monásticas cristianas, la Orden de San Juan o la de los Caballeros Templarios. Durante 500 años fueron la guardia especialmente instruida del Sultán, siendo él el comandante de los Jenízaros e incluso su fama llegó a ser tal que en muchas conquistas se alistaban para obtener un buen trabajo como ocurrió en Hungría. Los regimientos llamados Ortas llegaron a contener a unos doscientos mil soldados, a los cuales pasaban por un entrenamiento muy fuerte físico y mental. Los que lograban aguantar y pasar las pruebas eran inscritos en el cuerpo de élite del Sultán siendo un Jenízaro verdadero a la edad de unos 25 años. No se les permitía llevar barba, tan sólo bigote y se les instruía para ver al Sultán como su “padre” real, su Orta como su familia y no podían abandonarla tan sólo para dirigir otro regimiento. Solimán el Magnífico disfrutó de las 165 Ortas que componían la élite de su ejército, siendo el más grande conquistador del Imperio Otomano durante el s.XIV y XV. La guardia jenízara se dividía en tres categorías:

  • Cemaat (tropas fronterizas), con 101 ortas
  • Beyliks o beuluks (la guardia personal del sultán), con 61 ortas
  • Sekban o seirnen, con 34 ortas

Los Jenízaros también fueron usados como ejemplo de ejército de élite como en la película de 300, en la batalla de las Termopilas, pero erróneamente formando parte del ejército de los Persas como mercenarios.  En el videojuego de Age of Empires II y III, son el cuerpo de élite de los ejércitos Turcos y Otomanos respectivamente. La inteligencia de los Turcos en la capacidad y estrategia militar hicieron posible que el Imperio Otomano fuera uno de los imperios más grandes de la época, las conquistas con los Jenízaros como cuerpo de élite de infantería fue clave en la guerra. Un cuerpo hecho así mismo con hombres no musulmanes con lo que aumentaban su número y su religión, ya que muchos se convertían al Islam. La estricta formación en el arte de la guerra aseguraban buenos soldados; pero especiales, ya que eran cultos, religiosos e inteligentes en su mayoría. La vida célibe contribuía a las no distracciones y los purificaba de sus actos y la sumisión al Sultán y al su Orta era total, para garantizar el éxito en las diferentes campañas. La vida del Cuerpo de los Jenízaros llegó a su fin por orden del Sultán Mahmud II en 1826, cuando fue abolido y los Jenízaros masacrados. Un mal final para uno de los ejércitos más reconocidos en la historia y enterrados para siempre. Sólo hay un ejército en la actualidad que se asemeja en algunos aspectos al Cuerpo de los Jenízaros, salvo en el Celibato, es la Legión Francesa. Los componentes de este ejército son conocidos por la polémica que suscita su alistamiento, la mayoría perseguidos por la justicia; ladrones, asesinos y demás despojos de la sociedad, que son usados para combatir en primera línea como infantería en todos los conflictos a nivel mundial. Los que sobreviven al cruel entrenamiento, entre otras cosas les hacen vivir de forma infrahumana para soportar las peores condiciones físicas y mentales, viven para defender los intereses de Francia y de los países que solicitan sus servicios, en una sumisión total a Francia y a la Legión Francesa. El Palacio de Topkapi es un museo de la época imperial del Imperio Otomano, contiene las dependencias y modo de vida de los Sultanes en Palacio, La Colección de Armas de sus ejércitos, el Tesoro Imperial y el Museo Arqueológico, por todo ello es de los lugares más visitados de Estambul. Aunque el Museo Arqueológico se encuentra fuera se considera dentro del recinto, es el más importante de Estambul y del que escribiré posteriormente.

Entrada al Palacio de Topkapi en Estambul

Si te ha parecido interesante esta entrada puedes compartirla en redes sociales, gracias 🙂
Subscribe y recibirás en tu email el Pack de Audioguías y Guías de Viaje de las principales ciiudades turísticas en el mundo
Subscripción libre de SPAM

Deja tu consulta, pregunta o comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.