Madrid Ciudad de Arte: Museo del Prado

Estándar

Es uno de los grandes atractivos de la capital, desde el punto de vista cultural y artístico. Una auténtica joya, que guarda en sus salas un patrimonio inestimable: el Museo del Prado de Madrid.

Para quienes visitan Madrid, este museo, que forma parte del famoso “Paseo del Arte”, es una etapa obligada: el Prado es una de las pinacotecas más prestigiosas a nivel internacional, especialmente en cuanto a pintura española, de la cual posee la colección más completa del mundo, aunque destacan también obras maestras de las escuelas italiana y flamenca, en un recorrido expositivo que lleva al descubrimiento de la historia de la pintura occidental, desde la Edad Media hasta el siglo XIX.

La sede del museo se encuentra en el edificio diseñado por Juan de Villanueva en el año 1785, por orden de Carlos III, quien originalmente había mandado construir el edificio como Gabinete de Ciencias Naturales. El Museo, cuyo núcleo original estaba formado por la Colección Real, abrió al público en 1819 y desde entonces, sus colecciones siguieron enriqueciéndose a lo largo de los siglos. Aunque actualmente el museo exhibe “solamente” 1300 obras, la impresionante colección del Prado incluye 7.600 pinturas, 1.000 esculturas, 4800 estampas, 8200 dibujos, y también documentos históricos y varios objetos de arte. Frente a este impresionante patrimonio, visitar el museo puede parecer una misión imposible, especialmente para los viajeros que pueden regalarse solo una breve estancia en la ciudad y quieren conocer también otros atractivos y lugares de interés.

Interior del Museo del Prado

Lo mejor es preparar con atención la visita y elegir cuáles son las obras que nos interesan más. Afortunadamente, el Museo nos ayuda sugiriendo diversos recorridos, que varían dependiendo del tiempo que uno quiera dedicar a la visita (una, dos o tres horas): de esta forma, se pueden contemplar las obras de arte más destacadas del museo sin perderse, gracias también al Plano de ubicación de obras, que se puede descargar de la página web oficial del museo. Las 15 obras absolutamente imprescindibles, que se pueden conocer con una visita mínima de una hora, son: La Crucifixión, de Juan de Flandes (en la sala 57); El Caballero de la mano en el pecho, de El Greco (en la sala 8b); Las Meninas, de Velázquez (sala 12); El Sueño de Jacob, de José de Ribera (sala 9); El 3 de mayo en Madrid, de Goya (sala 64); La Anunciación, de Fra Angelico (sala A); El Cardenal, de Rafael (sala 49); Carlos V en la Batalla de Muhlberg, de Tiziano (sala 27); La Inmaculada Concepción, de Tiepolo (sala 23); El Descendimiento, de Weyden (sala 58); El jardín de las Delicias, de El Bosco (sala 56a); Las tres Gracias, de Rubens (sala 29); Autorretrato, de Durero (sala A); Judit en el banquete de Holofernes, de Rembrandt (sala 16b) y Orestes y Pílades, de la escuela de Pasiteles (sala 71).

Obviamente, para los amantes del arte el Prado es solamente una de las etapas obligadas. En la zona conocida como el “Paseo del Arte”, están ubicados también otros museos de prestigio internacional: el Museo Centro de Arte Reina Sofía y el Museo Thyssen Bornemisza. Los viajeros que tienen como destino principal los museos del Triángulo del Arte, pueden buscar alojamiento en la zona. Aunque se trata de una zona céntrica, no es imposible encontrar ofertas convenientes, especialmente optando por el alquiler de un apartamento en Madrid, en lugar de buscar un hotel: hay páginas web especializadas, como HouseTrip, que permiten contactar directamente los propietarios de apartamentos y casas, ofreciendo tarifas ventajosas para breves estancias.

Si te ha parecido interesante la entrada puedes compartirla en las redes sociales, gracias 🙂

Subscribe y recibirás en tu email el Pack de Audioguías y Guías de Viaje de las principales ciiudades turísticas en el mundo
Subscripción libre de SPAM

Deja tu consulta, pregunta o comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.