Guia para Visitar Pompeya

Estándar

Bienvenid@s a la guia para visitar Pompeya más completa que puede haber en internet. Un recorrido por una ciudad que fue un ejemplo urbanístico desde el 700 a.C y que quedó sepultada para poder descubrir todos sus secretos. Un paseo por una ciudad moderna de hace más de 2000 años.

…toda esta inmensa entrada esta recopilada y completada con datos tomados “in situ” y lo que he podido concretar ayudándome de la red. Un paseo por una de las ciudades más impresionantes de hace nada menos que dos mil años. Un prototipo de ciudad moderna y comercial que permaneció intacta bajo las cenizas volcánicas durante dos milenios para deleitarnos ahora. Si te interesa lee pacientemente y contempla Pompeya desde el sofá, porque realmente merece la pena comprobar lo poco que ha evolucionado la inteligencia humana desde hace 2000 años hasta nuestros días…

Pompeya a fondo. Comenzamos como no puede ser de otra manera por la entrada a la ciudad, se trata de la puerta Marina. La puerta que hoy nos da a conocer Pompeya y desde donde se observa la ciudad en lo alto de la planicie al lado del mar, que estaba más cercano hace dos mil años. A la derecha los bastiones donde se erigió el templo de Venus y a la izquierda las casas ricas de la “Insula Occidentalis”, a los pies de ésta vemos una Necrópolis. La puerta tiene una entrada para los peatones y otra para los carros livianos o los animales de carga. Junto a la puerta quedan restos de negocios, servían para alquilar los carros, ya que cuando llegaban los grandes cargamentos para Pompeya, éstos se veían obligados a alquilar carros más pequeños que entraran por la puerta de la ciudad (Véase detalle de Puerta Marina).
Pompeya desde el aire Más adelante nos encontramos con la villa suburbana, la Villa Imperial de la puerta Marina, rica residencia de la época romana que se construyó adosada a la torre del puerto. Más a la derecha nos encontramos lo que fue el Templo de Venus, cuando atravesamos la puerta de Venus aparece la diosa protectora de Pompeya. Después de destruirse todo el complejo por un terremoto, los pompeyanos quisieron ofrecerle a la diosa un templo mayor, pero la segunda calamidad se lo impidió. Siguiendo la calle de la Marina, a la izquierda las casas de Rómulo y Remo y la de Triptolemo, más adelante también a la izquierda se alzaba el templo de Apolo (lo veremos más adelante), y a la derecha la Basílica que daba entrada al gran foro. La Basílica de 24 por 55 metros, es el más importante y antiguo edificio de la ciudad, construido entre 120-78 a.C, es el máximo exponente de la arquitectura prerromana en la ciudad(Véase detalle Basílica). En su origen tuvo funciones de mercado cubierto, y a partir del I d.C fue sede de administración de justicia, por eso al fondo se construyó “el tribunal”, de estilo Helenístico con unas escaleras de madera que subían al piso superior (Véase detalle Tribunal).

Tribunal de Pompeya

Probablemente sobre la base del tribunal se levantaba la estatua ecuestre del emperador Augusto, y las paredes laterales estaban decoradas con los recuadros de imitación marmórea (primer estilo). Sobre la pared entre las numerosas frases escritas alguien escribió: “Me asombra, ¡oh pared! que no hayas caído bajo el peso de tantos escritores”, y es que en Pompeya era típico encontrarse reflexiones, reivindicaciones sociales, pinturas murales reales o de fantasía, por las paredes de los edificios de la ciudad (Foto “grafitti electoral” Casa Julio Polibio, véase ejemplos de grafiti en Pompeya). El acceso principal estaba sobre el Foro con un doble pórtico con cinco entradas, seguramente la nave central era a cielo abierto y resulta interesante imaginar cómo sería rodeada con un gigantesco peristilo de 28 columnas de un metro de diámetro y diez de altura. La Basílica da entrada al Foro (ver detalle del Foro), ya hemos dicho que era el centro de la vida política y social de Pompeya, por tanto el centro cívico y de reunión para los pompeyanos. El recinto tenía unas dimensiones considerables, 38 por 157 metros, los grandes edificios públicos que lo rodeaban y otras plazas menores podían dar cabida a toda la ciudad.

Foro de Pompeya (1) Foro de Pompeya en la antiguedad

Frente a la basílica se haya el Comicio, donde se realizaban las funciones electorales para elegir a los gobernantes de la ciudad. Al Comienzo de la “calle de la Abundancia” nos topamos con el edificio de Eumaquia, construido por la sacerdotisa para la corporación de los tejedores, tintoreros y lavanderos. El sector textil en Pompeya era el más importante, se encuentra varios talleres, negocios y tiendas repartidos por la ciudad dedicados a este sector. El edificio de Eumachia era un edificio de dos plantas, una para la exposición y otra para depósito de los productos. También había talleres en la ciudad, en este caso lo que sería el inicio de la industria textil de la época, donde la venta que eran puras transacciones que se realizaban debajo de los pórticos en la plaza descubierta. Ya empezamos a notar el carácter emprendedor de la ciudad que se va haciendo muy presente a lo largo del recorrido por la ciudad, debido a los ricos comerciantes que la habitaban y a los que iban de paso entre otros… Al fondo del pórtico se ven los tres grandes ábsides en el mayor de los cuales se levantaba la estatua de Livia, esposa del emperador, y a los lados las estatuas de Tiberio y de la madre de Livia. En la galería a las espaldas del gran ábside, se había erigido la estatua de Eumaquia. Sólo queda de la rica fachada hacia el foro, el hermoso portal con espirales de hojas de acanto esculpidas con una gran finura (ver detalle del portal de hojas de acanto), muestra de la riqueza excepcional del complejo. A los lados del portal, dos tribunas para las ventas, a la derecha de la fachada las gradas que impedían entrar los carros al Foro. A continuación nos paramos en el número 8 de la calle, es la Casa del Jabalí, llamada así por los mosaicos de la entrada y el templo de Vespasiano y el de Lares a continuación. El primero consagrado al genio Vespasiano, posee un altar decorado con esculturas que reflejan el sacrificio del toro delante del templo. El segundo, el de Lares , reconstruido después del terremoto del 62 d.C, contenía además de bastidores de mármol y pinturas, las estatuas de los dioses tutelares de la ciudad, era el auténtico santuario que los pompeyanos habían consagrado con ceremonias para la propiciación después de la catástrofe. La serie de edificios que se asoman al Foro en la parte derecha, se completa con el “Macellum”, construido en la época imperial para el mercado cubierto.

Poseía grandes negocios de venta abiertos al exterior, sobre la calle de los “Augustalis” y sobre el pórtico del Foro y al interior, sobre el pórtico que rodeaba la plaza de 37 por 27 metros. En el centro de la plaza interior, una rotonda de doce columnas cubiertas con una cúpula, y una fuente en el centro servía de vivero para los peces. Al fondo tres grandes locales, el central dedicado a la familia imperial, donde se encontraron las estatuas de Octavia, hermana de Augusto y Marcelo, hijo de ésta, ambas en el museo de Nápoles. El local de la izquierda se usaba para consumo y el de la derecha para la venta de pescado. En la derecha que da al Foro, se observan unos negocios probablemente de los cambistas de entonces o “argentarii”(…quizás estaríamos hablando del antepasado de los bancos o banqueros…). Sobre una base de tres metros de altura en el centro del costado norte del Foro se erige el majestuoso templo de Júpiter. Mide 37 por 17 de ancho, de puro estilo itálico, con doble galería frontal y al fondo la celda sólo reservada para los sacerdotes, rodeada en su interior por un doble orden de columnas correspondientes a la Triada Capitolina. Juno, Júpiter(cuya colosal cabeza está en el museo de Nápoles) y Minerva. En el subsuelo se conservaba el tesoro público “Aerarium” y los preciosos ornamentos del templo.

Se construyó en el 150 a.C probablemente encima de un antiguo templo Etrusco, fue el principal templo de la ciudad en la época romana. Cómo tantos otros resultó gravemente dañado después del terremoto, y comenzaron las reparaciones bajo el mandato de Claudio, hasta la tragedia final. En su origen el templo estaba flanqueado por dos arcos del triunfo, el de la izquierda dedicado posiblemente a Germánico y el de la derecha fue demolido para que se divisara un tercero más al fondo, el de Tiberio (Véase detalle Templo de Júpiter y Arco de Tiberio). A la izquierda del templo de Júpiter, estaban las letrinas públicas del Foro, más adelante hacia el sur del Foro, el local destinado a la venta y depósito de cereales “Forum Olitorium” y hoy alberga numerosos restos arqueológicos. Un poco más adelante en una pequeña entrada de la pared del pórtico vemos la Mensa Ponderaria (en la foto de abajo), un rellano de travertino donde se exponían las medidas romanas de capacidad para controlar exactamente las prácticas del mercado. 

Media Ponderaia Pompeya

Más al Sur, siguiendo en la parte oeste del Foro, y a la izquierda de la Mesa Ponderaria se encuentra el templo de Apolo. Su entrada principal se haya sobre la calle de la Marina, frente al flanco de la Basílica. El templo fue levantado por los Samnios sobre el área antes consagrada por los Griegos a Apolo, en el s. V a.C (detalle Templo de Apolo). Sobre la pared del fondo se veían imágenes pintadas de la Illíada y adosadas a las columnas de la parte derecha la estatua de Apolo y de Diana en las columnas de enfrente (Foto izquierda estatua de Apolo y columna jónica que sostenía el reloj solar ver detalle reconstrucción). Los bronces originales se encuentran en el museo de Nápoles, ambos con saetas como un desafío a los dioses. Sobre las bases del pórtico de entrada se encuentran las estatuas de Venus y Hermafrodita. El templo, también de estilo itálico, conduce al alto podio con el sagrario rodeado de 28 columnas corintias. Delante de la escalinata se haya el majestuoso altar al aire libre de la época republicana, a la izquierda está la columna jónica levantada por los “duunviros” (regentes), Sepunius y Erenius para sostener el reloj solar. Durante la época de Nerón todos los elementos arquitectónicos fueron decorados en estuco y desaparecidos en la actualidad. Esta parte Sur-Oeste completa al foro con la columnata del pórtico romano de órdenes superpuestas, dóricas y jónicas y con el “Suggestum”, tribuna destinada para los oradores del Foro. En la parte Sur, en el centro del Foro, estaba reservado para las estatuas de la familia imperial, Claudio, Augusto, Agripina y Nerón.
Al Norte y a la salida por el arco de Tiberio se encuentra a la derecha el templo en honor de Augusto (Templo de la Fortuna Augusta), junto con el de Vespasiano no son de culto religioso. Al lado el arco en honor de Calígula, se observan los grandes agujeros destinados a los trofeos de guerra a ambos lados del arco. A través de la calle Mercurio llegamos a la torre samnítica con el Vesubio como telón de fondo. La calle de Mercurio era meramente residencial con mansiones a ambos lados y una de las calles más conocidas de Pompeya por el lujo que poseían sus casas.

Via de Mercurio - Pompeya El último edificio de interés en el complejo del Foro son las Termas del Foro (Ver paseo virtual por las Termas del Foro), situadas detrás del templo de Júpiter, a la izquierda entre los arcos de Tiberio y Calígula. Constituidas por el “duunviro” Lucio Cesio con fondos públicos, con las características propias romanas. Dependencias como vestuarios y baños para el agua tibia o “Tepidarium”, fría o “Frigidarium” y caliente o “Calidarium” independientes.
También contaba con zonas separadas para hombres y mujeres. Cada local disponía de un sistema de calefacción por aire caliente debajo del piso “Hypocaustum”, y por las paredes que eran dobles “Comcameratio”, para que pasara el aire caliente. La bóveda del “Frigidarium” recuerda a un templete renacentista, y son muy hermosos los estucos en las bóvedas de las estancias, junto con las series de terracota del “Tepidarium” o “Atlanti”, donde se encontraba el gran brasero de bronce que entibiaba las dependencias. En el Calidarium había una gran fuente para lavarse la cara y las manos, que en aquella época costó 5000 sestercios, y enfrente una gran bañera de mármol.
Todo el recinto central de la ciudad, desde la Puerta Marina hasta el arco de Calígula, pasando por la basílica y todos los edificios públicos y religiosos que rodean el gran Foro, representan el centro de la ciudad. Hoy día sería la plaza con su identidad religiosa correspondiente, con el mercado y edificios civiles, administrativos e industriales alrededor del centro social de la población. Resulta interesante a la vez que extraño lo poco que hemos descubierto para lo mucho que hemos avanzado, ¿no?. (en la foto de la izquierda un arcaico indicador de una calle concreta, detalle indicadores de calle). Como ya he dicho anteriormente, Pompeya (consultar Mapa Virtual Pompeya) es muy interesante desde el punto de vista arquitectónico, cuyo valor más importante son las propias casas o “Domus”(detalle de Domus). Junto con la del jabalí al sur del Foro y famosa por sus mosaicos, al lado de las termas está “Casa del Poeta Trágico” como ejemplo de casa renovada por una familia que dominaba económicamente en los últimos años de la ciudad.
La casa se encuentra muy bien conservada, y es fácil imaginar como sería hace dos mil años, por los mosaicos y pinturas iluminados con la luz que entraría por el compluvio del Atrio y con el jardín de la parte del peristilo. Las obras de arte de esta casa se conservan en el museo de Nápoles (ver detalle de Obras Casa Poeta Trágico). A esta casa se le añaden la Casa de Pansa, de M. Fabius Rufus, de Salustio (detalle Casa Salustio) y del Cirujano corresponden a las mansiones residenciales de la calle Mercurio, nos vamos haciendo una idea de cómo vivían ciertos habitantes adinerados de la época en Pompeya. Cerca del centro urbano, y en una de las mejores zonas por la cercanía al Foro y centro de Pompeya, se construyeron estas mansiones de la época en Pompeya, contínuamos pensando que debían costar una fortuna hace dos siglos, y que las ocuparían personalidades importantes, y c continuamos aprendiendo… (detalle de Calles de Pompeya). La Casa de los Vestales contigua a la del cirujano(a la izquierda en la foto), era una rica construcción a partir de otras más modestas, al fondo se encuentra la segunda puerta de la ciudad, la Puerta de Herculano. Construida en el periodo augusteo, cuando ya no tenía un carácter defensivo, aparece un arco central para los carros y dos laterales para los peatones. Al lado se pueden contemplar los muros levantados por los Griegos en el s.V a.C. Entre la puerta Herculano y la Vesubio se ven muros y torres construidas por los Samnios para defenderse de los romanos, cerca de las puertas se ven los agujeros que los proyectiles de piedra que Silas hizo al asaltar la ciudad.

Después de la puerta “trasera” de la ciudad, comienza la Calle de los Sepulcros, al norte la Villa de las Columnas de Mosaico (detalle de Columnas de Mosaico), con una hermosa fuente y jardín, restos de las tumbas del s.III a.C, el Pórtico de las Tabernas, donde cada negocio tenía una pequeña residencia y al fondo el horno de un ceramista. Más al Sur aparece el complejo de la Villa de Cicerón, descubierto en 1763 y vuelto a enterrar, cuyos soberbios mosaicos y pinturas se encuentran en Nápoles(foto izquierda, detalle Mosaicos y Pinturas Villa Cicerón). De las tumbas que hay a continuación, los estucos representan los espectáculos de los gladiadores realizados en honor de Umbricio Scauro, rico productor de la famosa salsa pompeyana, “el Garum”. Hay un sepulcro construido en esta calle, el que hizo Fabia Sabina para su marido “Aedilis” y que les costó 2000 sestercios a los contribuyentes. Abajo en la foto, el sepulcro semicircular de la Sacerdotisa Mamia del complejo sepulcral de la Puerta de Herculano.

Necropolis puerta de Herculano - Pompeya
Concluimos las estructuras fúnebres, o cementerio al exterior de la ciudad, con grandes mausoleos para familias adineradas de comerciantes o personas importantes de la ciudad pagadas por sus familias o enormes estructuras muy ornamentadas para políticos de renombre o regentes pagados con dinero del pueblo, tampoco ha cambiado mucho esto hoy día… (debajo sepulcro de Gaio Calvenzio forma parte de la Necrópolis de la Puerta Herculano).

Más al sur se encuentra la Villa de Diomedes que cierra la Necrópolis, las expoliaciones y las excavaciones no impiden ver la grandiosidad interior y exterior de este complejo. Orientada a poniente y dispuesta en dos planos superpuestos, la habitación se está concentrada en torno al Atrio-Peristilo, y se proyecta hacia un gran jardín del plano inferior. Sobre los pórticos que lo rodean se extiende una terraza o “Solarium” y un “Ambulatio” para los paseos al aire libre.
Bajo los pórticos, unas galerías destinadas a las ánforas vineras, el último propietario era comerciante de vinos. En el centro del jardín se encuentra una piscina monumental, y en la otra parte del recinto las dependencias agrícolas. En las afueras de la ciudad sería un buen lugar para construir una mansión que no tendría nada que envidiar a una residencia de
verano de hoy día. Los propietarios ricos comerciantes pasarían por sus dependencias sin escatimar en todo tipo de lujos… (a la izquierda detalle de ventana de madera de hace 2 siglos de una habitación de la Villa de los Misterios). Otra de las grandes residencias fue la Villa de los Misterios, conocida así por sus pinturas de su interior, que hizo del complejo uno de los monumentos más importantes de la antigüedad. En el s.II a.C tenía un esquema más simple, luego se fue enriqueciendo con ampliaciones. Después del terremoto sus propietarios la destinaron para la administración agrícola (véase Villa Virtual de los Misterios). Todas las decoraciones de la planta baja son del segundo estilo, salvo las del estudio que pertenecen al tercero. La serie de pinturas consisten en unas arquitecturas pintadas en la sala vecina al atrio, muy hermosas. La otra serie de decoraciones está construida por insuperables pinturas figuradas que se abren en dos habitaciones contiguas. En la primera vemos siete paneles con hermosísimas figuras aisladas.
En la segunda la más amplia, viene representado un “Rito Dionisiaco” interpretado para nosotros por 29 figuras en una escena continua, solemne, silenciosa y cargada de profundo misterio. La escena representa en un friso de 3 m de altura y 17 de largo, la iniciación de una esposa e los misterios dionisíacos (difundidos en Etruria y Campania que alcanzaron gran auge en toda Italia, pese a las sanciones del Senado romano). Se presupone que éstas pinturas y las de la antecámara, fueron encargadas a un artista Campano del s. I a.C por la propietaria de la Villa, Ministro y gran iniciada al Culto.

Villa de los Misterios - Pompeya

Todas las figuras de la escena tienen características por las que se les puede considerar retratos de personas de la época, donde la escena parece cobrar vida ante nosotros (Ver detalle de los Misterios Dionesiacos). Volvemos a la Calle de Mercurio, observamos en la foto de abajo el Arco de Calígula y el de Tiberio detrás que daba acceso al Foro. En primera instancia las piedras que servían para cruzar la calle, ya que no existían los desagües (no obstante algunas calles contenían agujeros para filtrar el agua que se acumulaba en las calles, detalle agujero Calle Mercurio). Caminamos en dirección al Foro para conocer las casas de la orilla opuesta, nos encontramos la Casa de Apolo, de Meleagro (véase Pinturas Casa Meleagro), del Centauro, de Adonis y la casa de Castor y Pólux, como fusión de tres precedentes, famosas todas por sus mosaicos y obras de arte ahora en Nápoles (detalle de Obras de la Casa Castor y Pólux).

En la esquina de esta calle se encuentra la Hostería, “la Caupona” que todavía conserva “el Repositorium” con estantes para la vajilla y la cocina, como si fueran los hoteles o “Hospitium” de la época, era el lugar reservado para el descanso del viajero (detalle de la Caupona de Asselina, famosa por sus grafitis). Más adelante las casas de la fuente grande y pequeña decoradas con mosaicos y pastas vítreas. La Casa de “la Fullonica”, dedicada a teñir las telas de lana, es el recinto más grande de Pompeya, se obtuvo de una casa señorial para que los” Fullones” trabajasen la lana. Por último acabando la calle de las casas residenciales de la calle Mercurio, la Casa del Ancla posee una de los jardines más característicos de la ciudad(detalle de los Mosaicos del Jardín de la Casa del Ancla). Si hay una casa que sea considerada como el máximo exponente del “Domus” de la antigüedad ésta es la Casa del Fauno, en la calle de la Fortuna. La ínsula se comprende entre cuatro calles, de 40 por 110 metros, es un ejemplo de las mansiones señoriales de la época. Se supone que fue construida por Publio Sila, sobrino del conquistador romano de la ciudad, el organizador de los nuevos intereses de la República en Pompeya. La escalera de la puerta y la abertura al exterior son prueba de la particular distinción de la casa. Tenía dos atrios y dos peristilos, con una zona reservada para los huéspedes y los sirvientes, en el impluvio se encontraba la estatuilla del Fauno danzante, que da nombre a la casa y cuyo original se encuentra en Nápoles (Ver Casa Virtual del Fauno). Aquí tenemos el prototipo de residencia señorial, perfecta arquitectónicamente, con las dependencias necesarias para ser una casa de negocios y familiar. Los pavimentos exteriores ricamente decorados con mosaicos hoy en el museo de Nápoles(detalle de los Mosaicos de La Casa del Fauno). Por este lugar también se pueden visitar la Casa de la Pared Negra, de los Capiteles Coloreados y Figurados, la de la Caza y la del Laberinto, la cual tiene pinturas parecidas a las de la Villa de los Misterios, como si hubieran sido pintadas por el mismo autor. Sin embargo la más importante es la Casa de los Vettios (ver Casa Virtual de los Vettios). Era la casa de dos ricos negociantes, Vettio Restituto y Aulo Vettio Conviva, que gastaron sumas ingentes para decorarla y más que todo para demostrar su poderío económico.

casa de los vettios - pompeya

Las pinturas son un ejemplo del estilo cuarto pompeyano, desde el vestíbulo, pasando por el atrio hasta el peristilo, con figuras de la mitología, como pinturas de la vida cotidiana de la ciudad, algunas de contenido erótico, que reflejaban la libertad y orgullo por la fertilidad de la ciudad. Éstas figuras también se hallaban en otras casas dedicadas al sexo, en cuyas portadas se anunciaba al viajero su funcionalidad. Sí, también había prostíbulos, y no pocos, era una ciudad “completita“… A copia también de las casas de los nuevos ricos nos encontramos al lado la Casa de los Amorcitos Dorados, por sus decoraciones y mosaicos de su interior que gozan de una gran finura y elegancia como los anteriores .

Al fondo la puerta del Vesubio que abre otra Necrópolis al exterior de la ciudad, se ve la Tumba de Vestorio Prisco, levantada por su madre, tiene forma de altar en el centro de un recinto decorado con escenas de la vida ultra terrena. Volviendo por la calle de Stabia, observamos los surcos dejados en la vía por los carruajes cargados a través de los siglos. Los carros pompeyanos eran suficientemente anchos de eje que cabían por los “pasos de peatones” de la ciudad, que guardaban una distancia exacta entre sus piedras. Por lo cual si venían un cargamento del exterior y no guardaba esta regla se verían obligados a alquilar los carros de los negocios de al lado de las puertas, ¡que listos eran estos pompeyanos!… Más adelante y avanzando hacia el Foro por la calle Nola nos encontramos con más casas, la de las Bodas de Plata, la Centenario, con varias pinturas y mosaicos (detalle Mosaicos Casa Centenario), la de la Reina Margarita y la de Obelio Firmo, la cuál posee sus típicas cuatro columnas en el atrio o”Tetrastilo” dando paso al jardín, donde también se aprecian una mesa de la época.Nos hemos adentrado en el barrio más viejo y de mala fama en la Pompeya de entonces, a pinturas del tercer estilo, al otro lado la Casa de Gavio Rufo (detalle Pinturas Casa Gavio Rufo del Museo de Nápoles), de C. Vibio y de Popidio Prisco en cuya esquina está el “Pistrinum” del Callejón Torcido, es una de las más características panificadoras, numerosas en la zona, con hornos y molientes perfectamente conservados. Al parecer el negocio del pan era importante también en Pompeya junto con el de los tejidos, a juzgar por el número de estas panaderías, parece ser que surtían a más ciudades. A partir de las pinturas que han quedado se puede reconstruir el ciclo de trabajo completo en un molino-horno o “Pistrinum” de hace dos mil años (a la izquierda detalle del “pistrinum”, molinos y el horno al fondo). Se molía el cereal ayudados con animales en el molinete, desde arriba, en la parte superior que servía de depósito. Luego en otra “muela”, dos hombres hacen el grano harina, que luego se amasa y pasa al horno para hacer pan. Al lado del horno había un dispensario que daba al exterior para vender el pan ya cocido a los viandantes. Todavía se pueden observan estas muelas y el horno en Pompeya, panaderías de hace 2000 años que surtían no solo a la ciudad, si no que era tan avanzada que hasta exportaban a otros países en la época, estos pompeyanos sabían lo que hacían…(a la izquierda en la foto las cañerías de plomo que usaban para transportar agua hacia las casas ricas o las termas). Seguimos por la Calle Nola hacia el Foro, saliendo del barrio antiguo nos encontramos el cruce con la calle Stabia, se encuentran las Termas Centrales (abajo en la foto), se crearon rápidamente después del terremoto por requerimiento de los ciudadanos, renovada acogería a la élite pompeyana. Los locales son en principio mayores para obtener más luz y aparece el “laconicum”, un ambiente todavía mas calefactable que el “Calidarium”. No se aprecia el lugar destinado para las mujeres, pero es que no estaba totalmente terminada antes de la erupción, debajo está la casa de Spurius Mesor.

En la calle de los Augustales nos encontramos con la casa del Oso con una fuente muy bien adornada con un gran mosaico, más adelante las Casas de Sittio en el callejón del Lupanar, donde se encuentra gran cantidad de pinturas y dibujos obscenos.Se llegaba a las habitaciones por un lugar independiente y por una galería de emergencia sobre el callejón, era un prostíbulo de la época. Saliendo del callejón, en la calle Stabia se encuentra la Casa de Sirico, muy adornada en sus paredes, en la entrada una inscripción recuerda el empeño de enriquecerse en los últimos años de la ciudad. (“Salve Lucrum”:Bienvenida, ganancia” detalle Salve Lucrum). Continuando la calle Stabia nos encontramos varios negocios “Tabernae” que eran antiguas tiendas en Pompeya, de todas clases, en donde se abren modestas habitaciones. Continuamos por esta calle hasta la calle de la Abundancia, para toparnos con el tercer complejo de Termas, las Estabianas.

Son las más grandes, las mejor conservadas y las más antiguas, ya que fueron construidas cuando los romanos llegaron a la ciudad. Las columnas de estilo samnítico republicano fueron cubiertas de yeso en la época imperial (detalle Termas Stabianas). Las Termas está destinada más a baños de hombres que de mujeres en relación al espacio, en medio de ambos se sitúa la calefacción de las Termas, tres grandes calderas cilíndricas para el agua tibia, caliente y muy caliente. El vestuario de los hombres está decorado por hermosos estucos en sus bóvedas, lo demás es igual a las Termas del Foro. La mayor innovación de la época imperial se lleva a cabo por la disposición de la palestra. Conjunto de columnas que daban paso a un recinto al aire libre, donde se podía alternar la natación con el ejercicio gimnástico u otras especialidades deportivas. La piscina que tendría 13 por 8 metros y 1,5 metros de profundidad dominaba el recinto, en el borde todavía se ven las tuberías de plomo que conducían el agua. Podría ser perfectamente un balneario con el gimnasio adosado, construido la época todavía samnítica por los romanos y perfeccionado en la época imperial. A medida que vamos conociendo la ciudad nos resulta más increíble este modo de vida que ya quisiéramos mas de uno. 

La Palestra - Pompeya La calle Stabia corresponde con el “Cardo Maximus” o arteria transversal y la calle Abundancia como “Decumanus Inferior” o arteria longitudinal, formaban el “Quadrivio” o manzana más importante de la ciudad (detalle Mapa Interactivo de la Ciudad). Hacia el Este, se observa una de las pilastras elevadoras de agua, para la distribución hídrica de las fuentes (detalle de Fuentes de Pompeya) y de la ciudad(a la izquierda en la foto el “Castellum Aque” situado en el lugar más alto de la ciudad, abastecía Pompeya por el agua que le traía el Acueducto Serino). Caminando hacia el foro nos encontramos los restos de cuatro pilastras donde se erigían estatuas de personajes importantes de la época, como era el caso de M. Olconio Rufo, que en la época romana, amplió y restauró el gran Teatro. Enfrente de las Termas se encuentra su casa, además de las de Cornelio Rufo y la de M. Epidio Rufo, las cuales son ejemplo de casas de personalidades importantes en Pompeya. 

A espaldas de la casa de Olconio nos encontramos con el Foro Triangular, llamado así por la forma del terreno, ocupa sólo la tercera parte del segundo gran centro ciudadano de Pompeya. La entrada que está al Norte, tiene un pórtico propio con seis elegantes columnas jónicas, a los lados se ven dos mesas para las luminarias nocturnas. Pompeya es sin duda una de las ciudades más fascinantes que he conocido en mis viajes, sigue leyendo aún queda mucho más que te sorprenderá. Está bordeada por un pórtico de 95 columnas dóricas,  comunica con la Palestra, el Teatro Grande y una larga galería. El Templo Dórico (a la izquierda arriba) que ocupa la zona hacia el Sur fue construido en el s. VI a.C, cuando Pompeya estaba bajo influencia griega del poderoso estado de Cuma. Consagrado a Hércules, mítico fundador de la ciudad a quién también se unió el culto a Minerva, recobrado en el período samnítico y olvidado en el romano. El templo de estilo Paestrum, tenía fuertes columnas con ancho acanalado y capiteles en anillo. Frente al templo están todavía los restos del sagrario dedicado a Hércules con dos altares a la derecha. Al lado del Templo Dórico, la Palestra Samnítica, construida por el “duunviro” Vibio Vinicio, para los jóvenes Samnios. Tiene un pórtico sobre tres lados y en una mesa se ofrecía las coronas de los vencedores de los torneos a Mercurio, protector de los juegos deportivos. Los jóvenes disputaban pruebas atléticas celebrándose concursos anuales. Si había algo que no podía faltar en una ciudad como ésta era un lugar para la cultura. Pompeya poseía dos teatros uno grande y otro pequeño. El Teatro Grande situado junto a la Palestra, construido hacia fines del s.III a.C que Augusto amplió y adaptó a las nuevas exigencias de la ciudad. De esta época es la “Crypta” con la “Summa cavea” o localidades superiores, la “Media cavea” son 15 gradas divididas en 5 sectores en la zona media y la “Ima cavea”, las zonas inferiores reservadas para las personalidades destacadas de la ciudad. En los últimos años “la Orquesta”, zona semicircular delante del escenario para los ciudadanos prominentes. También existían los “Tribunalia” o palcos, situados sobre las entradas laterales y reservados la sacerdotisa o la persona que presida el acto. El teatro tiene un aforo para 5000 personas sentadas, entre el espacio del escenario y la platea había un espacio para recoger el telón.

Los dos amplios accesos estaban destinados para las grandes obras teatrales, la escena romana, construida sobre la de tipo griego(consistente en dos accesos y salidas con un telón de fondo), estaba formada por una fachada monumental decorada con columnas, cornisas, tímpanos y estatuas, sirviendo como fondo de escena. Toda la gran cávea estaba protegida de la intemperie por un gran telón o “Velarium”, el teatro en su conjunto está construido en piedra (véase Reconstrucción Gran Teatro). El teatro pequeño es menor lógicamente, pero es uno de los más perfectos exponentes de teatro cubierto o “Theatrum Tectum”, o sea un Odeom, que antiguamente se usaba para la música y la comedia (detalle Odeom). En los laterales estaban las dependencias del refectorio y la cocina, aquí se encontraron numerosas armas ahora en el museo de Nápoles (detalle Cuadriportico, también armaduras y cascos de gladiadores del Museo de Nápoles). Pompeya no sólo era una de las ciudades más importantes de la zona por su carácter comercial o arquitectónico, sino también por su cultura. Los romanos levantaron los edificios necesarios para el disfrute de la ciudad en el ámbito cultural y de ocio. Parece como si la población pompeyana, rica y elitista, no estuviera dispuesta a que le faltase de nada. Dos templos nos encontramos en la calle Stabia, al lado de la Palestra Samnítica está el templo de Isis(foto de la izquierda), destinado a la consagración de la diosa y el de Zeus Meiliquios, templo prerromano destinado al culto de este dios, en la Sicilia griega. Después de la destrucción del templo de Júpiter durante el terremoto, fue utilizado para sustituirlo durante su reconstrucción. Al fondo de esta calle, la Puerta Samnítica, presenta aún los grandes bloques samníticos y los surcos en la entrada denotan el tránsito de los carros que venían cargados del puerto. A poca distancia al salir de la puerta al exterior, nos encontramos otra Necrópolis con las tumbas de los “Duunviros” importantes de la ciudad, Marco Tulio que hizo construir el templo de la Fortuna Augusta y M. Alleio Minio.

Gran Teatro de Pompeya

Remontando de nuevo la calle Stabia en el cruce con la de la Abundancia por el lado opuesto, nos encontramos con una de las grandes casas señoriales de la ciudad, la Casa del Citarista(a la izquierda en la foto). Tenía tres peristilos en diferentes plantas, y en el central inferior se encontró la imagen del Apolo Citarista que da nombre a la mansión(detalle Apolo Citarista). Atravesamos ahora la calle de la Abundancia, la cual quedó bastante deteriorada, pero gracias a las perfectas excavaciones a partir del novecientos y los cuadros, pinturas y mosaicos de las paredes se ha podido reconstruir una de las calles más importantes de la ciudad . Nos encontramos negocios como las “Tabernae” o tiendas de la época, con resto de las cerraduras antiguas de madera, la Casa de Popidius Montanus, en cuyo piso superior se encontraba el círculo de los “Latrunculari” (ajedrecistas de la época).
En la Casa de M. Vecilius Verecundus (detalle Casa de Vecilius Verecundus) se encontraría el protolaboratorio para la mejora y confección de indumentaria de lana y para la elaboración del fieltro o “Coactillia”. A los lados de esta casa, estatuas de Mercurio con una bolsa de dinero y la Venus pompeyana con unos elefantes, abajo en el primer piso las operaciones de tejido, tintura y venta de las confecciones. Más adelante la “Tabernae” o tienda de las cuatro divinidades, Apolo, Júpiter, Mercurio y Diana-Luna (abajo dos de las imágenes que dan nombre a la “Tabernae”).

También se encuentran otros negocios de venta de objetos de bronce y sitios públicos para la venta de bebidas calientes o “Termopolium” (detalle de Termopolium de Pompeya), los bares de época (en la foto de abajo detalle de los lugares donde se metían las vasijas para calentar el vino y en frente un “Larario” o recuadro artístico típico pompeyano) y a la derecha en la misma calle se encontraba una tienda con diferentes vasos
y objetos. En otro centro de trabajo como el de la panadería, el teñido se hacía en recipientes especiales cuidado por la patrona “Especles”, que vigilaba el lugar más importante de trabajo, algo así como la “encargada”otra vez pienso que hemos inventado realmente poco. egustación del vino excelente (detalle de Larario de Pompeya). Aquí tenemos la calle más importante de Pompeya, como en la actualidad, la calle que poseía las tiendas o negocios más importantes de la ciudad y la más transitada. También en Pompeya se cuidaban de guardar estos productos de valor con cerraduras de madera antiguas y candados cerrojo en las puertas. La verdad es que no se vivía nada mal en Pompeya. Este es sólo el primer tramo de los cuatro que existen en la calle, otros negocios y casas importantes completan la calle que hace honor a su nombre, entre la que nos encontramos con la “Fullonica Stephani” o lavandería (detalle de Fullonica di Stephani), junto con la panadería antes comentada, una de las más importantes de la antigüedad (en la foto de la izquierda vemos la pileta para lavar la ropa de esta famosa lavandería en Pompeya). La ropa sucia delicada se trataba en el viejo atrio, y la demás en el “Impluvium” adaptado para esta nueva función. Para blanquear la ropa se usaba vapores de azufre y diferentes ingredientes en el agua. En el triclinio se recogía la roma limpia, donde se planchaba y se remendaba.

Las togas y túnicas eran prensadas por la tuerca o “Thorcular”, y al lado del impluvium, se entregaba la ropa limpia o se vendía las nuevas a los clientes. Varias casas nos vamos encontrando, la de Menandro es rica y amplia situada frente a la de Fabia. Pertenecía a un pariente de la segunda mujer de Nerón, famosa por su jardín y por su decoración. Detrás del triclinio se encontraba la habitación destinada a la servidumbre y a la izquierda el grupo cocina-baño. Al lado del triclinio, el sector destinado a la administración o “procurator” (detalle Casa Menandro). Varias casas observamos paseando hasta llegar a la de Loreio Tiburtino, perteneciente a una noble familia romana. La mansión destaca el jardín de vastas dimensiones, superiores a la casa en sí, atribuida a Octavio Quartios es una de las casas mas grandes de la calle Abundancia (detalle Casa Loreio Tiburtino). La zona sur de la calle que se extiende entre la Puerta Nuceria y la Stabia está todavía en curso de excavación. También nos encontramos otra Necrópolis importante a la salida de la puerta Nuceria (detalle Necrópolis Puerta Nuceria). Aún así se pueden visitar varias casas y sobre todo el Huerto de los Fugitivos (a la izquierda en la foto) con las impresionantes víctimas de la erupción volcánica en el tiempo real que lo padecieron (detalle de calcos de yeso de las víctimas del Vesubio).

Al salir por la puerta Nuceria nos encontramos con su correspondiente Necrópolis como las otras puertas de la ciudad. Entre los sepulcros importantes se encuentra la tumba de L. Cellius, Tribuno de la ciudad y el Mausoleo de Veia Barquilla, construido para sí misma y su marido …también ya existía los panteones familiares…, más adelante el gran Sepulcro de Eumaquia, la reconstrucción del mausoleo de la sacerdotisa sería impresionante. Dos grandes construcciones completan la impresionante ciudad desarrollada por los Samnios junto con los romanos, el Anfiteatro y la Gran Palestra. Situados en el tercer complejo ciudadano, a la derecha de la puerta Nuceria, dedicado a los espectáculos y a los deportes respectivamente. El Anfiteatro (fotos de abajo) fue construido en el año en que Pompeya se convirtió en colonia romana, 80 a.C. Mide 135 por 104 metros y tiene capacidad para 20000 personas.

anfiteatro de pompeya

A diferencia de los que le sucedieron, no tiene subterráneos, la “ima cavea” está por debajo del nivel del suelo y las rampas de acceso son exteriores(fotos de abajo). Dedicado exclusivamente a la lucha de gladiadores, cazas y combates con fieras. Introducidos por los romanos alcanzaron interés considerable entre los pompeyanos de la época y las ciudades vecinas. En el 59 d.C se inició una contienda entre pompeyanos y Noceros (procedentes de Nuceria), en la cual hubo una gran cantidad de muertos. El senado prohibió los juegos durante diez años. La Gran Palestra reemplazó en la época imperial a la samnítica, destinado a los ejercicios gimnásticos y a las manifestaciones anuales del “Collegium Juvenium” o concursos de estudiantes. La enorme plaza de 130 por 140 metros cerrada por un alto muro al exterior, en el interior se encuentra el gran pórtico de columnas jónicas. Estamos ante el gran estadio olímpico, sustituyó al final a la Palestra anterior por quedarse pequeña para los grandes eventos, y usada en los últimos años de la ciudad por el crecimiento de la población. Los romanos que invadieron al pueblo Samnio supieron construir nuevos edificios  destinados al ocio, la historia demuestra que conquistaban las ciudades y luego las civilizaban. Sin embargo en el caso de Pompeya sólo le hicieron falta las nuevas instalaciones para el ocio.

Después de que familias romanas buscaran su residencia en Pompeya, la ciudad creció culturalmente con la construcción de los teatros, convirtiéndose en una ciudad modelo incluso para nuestra época. El descubrimiento de la ciudad es tan revelador que todavía hay excavaciones al final de la calle de la Abundancia hasta la puerta Nuceria por empresas japonesas o norteamericanas por la importancia del hallazgo. Entre 1950 y 1988 se excavó las Termas Suburbanas, localizadas en la periferia de la ciudad, con gran contenido de pinturas eróticas en sus paredes, parece que se tratara de una especie de “club clandestino”.

1280px-Pompeii_-_Casa_del_Centenario_-_Love_scene mosaico-cave-canem

El museo de Nápoles alberga una colección impresionante de la época, figuras, pinturas, mosaicos y objetos de hace dos mil años. Algunas copias y otros originales se encuentran en la ciudad, en el mismo lugar o posición que hace 2000 años, también Pompeya es un museo al aire libre (a la izquierda mosaico del vestíbulo de la Casa del Poeta Trágico, detalle Vestíbulos de Pompeya). Pero el verdadero tesoro del descubrimiento de la ciudad es para mí la reflexión que causa su visita. Cuando has terminado de ver todo el complejo atendiendo a las explicaciones del guía te das cuenta que realmente no hemos inventado prácticamente nada. En lo referente al urbanismo, es impresionante que desde el centro primitivo del s.VIII a.C se desarrollara una ciudad tan perfectamente integrada en el espacio, donde los negocios, las casas, los edificios públicos y religiosos, las mansiones señoriales y Necrópolis de las afueras, las grandes construcciones culturales y deportivas, todas ellas, encajaran perfectamente como un puzle en su construcción a través de los siglos. En lo referente a la sociedad, resulta impensable en la actualidad la forma de vida de los Samnios, donde la libertad sexual formaba parte de la vida cotidiana. Pero también había una gran libertad religiosa y política, incluso cuando llegaron los romanos, que decidieron no cambiarlo para ganarse la tolerancia de los pompeyanos y asegurarse alguna residencia en la nueva Pompeya, ya que era un lugar ideal para vivir.

…pero tan perfecta era que sus dioses venerados, a los cuales le construyeron templos para custodiar la bella ciudad, decidieron escenificar una gran Tragedia Griega con Pompeya como escenario principal. O quizás decidieron que la humanidad fuera testigo de que la ciudad más impresionante de la época, lo fuera también dos mil años más tarde y quizás así aprendamos muchas cosas que ya damos por sabidas, y busquemos en la sociedad pompeyana un estilo de vida que hoy no tenemos. Si has llegado hasta aquí es que la ciudad te ha fascinado tanto como a mí y espero que te sirva como guía si todavía no has visitado Pompeya. Por cierto si quieres dejar algún comentario lo puedes hacer abajo de la entrada, gracias…

Puedes compartir la entrada y esta guia para visitar Pompeya en las Redes Sociales o dejar un comentario si te ha gustado y te ha parecido interesante 🙂

Subscribe y recibirás en tu email el Pack de Audioguías y Guías de Viaje de las principales ciiudades turísticas en el mundo
Subscripción libre de SPAM

18 Commentarios

  1. Un post muy completo e ilustrativo de Pompeya. Felicidades. Está claro que uno cuando visite Italia será con mucho tiempo (y dinero por supuesto) para poder visitar todas las cosas lindas e interesantes que posee. Todo el país es un museo. Sl2

  2. Pues comparto contigo la afición por viajar, (que ya que veo un vídeo del Tíbet… allí también he estado) y estuve en Pompeya, Herculano, Stabia, Oplontis… hace dos años, durante mi segundo periplo de un mes por Italia. Como hago tantas fotos, siempre voy retrasada con su clasificación y justo ahora estaba ultimando las de Pompeya. Tuve una duda y acudí a internet para resolverla y en esto encontré tu magnífico blog con este post maravilloso y súper completo sobre estas míticas ruinas. Yo también tengo dos blogs con post de viajes, aunque no he tenido tiempo de escribir tanto como tú sobre los que he hecho, así que te agrego a mi blog más reciente, que tiene menos de un mes y aún está en pañales, (no le he añadido todavía nada sobre mis viajes), porque en el más antiguo sólo puedo agregar a los de su misma clase. Mi enhorabuena por tan estupendo blog y por cómo escribes, es de lo mejor que me he encontrado en inet. Un besote.

  3. Muchas gracias por tan excelente publicación. Esta será la guía que utilizaremos para nuestra préxima visita a Pompeya. Saludos desde Canadá

  4. NO, gracias a tí, por dejar este comentario. La guía es bastante completa, te servirá… además Pompeya te impresionará más cuanto mayor sea la información de la que dispones… Saludos desde Córdoba, Spain.

  5. Voy a visitar este tesoro del pasado en breve. Utilizare todo lo que aqui comentas para, una vez alli, tener una mejor vision del conjunto y poder interpretar y comprender lo que contemple. Muchas gracias por tu trabajo y exposicion. Un viaje de 2000 años a un pasado casi intacto. Muy fuerte para los que nos gusta la Historia.

  6. Muchas gracias por toda la info que pones, tus explicaciones son excelentes y nos van a servir un montón en nuestro viaje.
    Lo estamos organizando para junio 2014

  7. Muchísimas gracias por la información. Estamos preparando un viaje a Roma y queremos visitar Pompeya. Con todas tus explicaciones, crees que necesitaríamos hacer la visita con una excursión de estas preparadas o podermos hacerla por libre?
    Lo estamos preparando para finales de Febrero -principios de Marzo.
    Gracias
    Júlia

  8. Hola!, muy interesante y clara toda la descripción sobre Pompeya. Estuve el año pasado y me encantó. Es realmente apasionante recorrerla viendo la manera en que vivían. Siempre quise conocerla y me fascinó estar ahí…parecía increíble !. Justamente encontré tu blog buscando los nombres específicos de cada edificio para rotular mis fotos en el álbum. Me ha sido de mucha ayuda!. muy interesante tu trabajo!!

    Saludos!!!

    Eugenia

  9. Una información muy interesante, pero me gustaría señalar que hay un error en una de las imágenes. Al mencionar la casa del Jabalí pones la imagen de un mosaico de un personaje cazando un jabalí. Dicha imagen NO es de Pompeya, es la parte central de un mosaico que se encontró en la zona de Mérida (Badajoz, España), actualmente en el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida. Es un mosaico muy conocido, ya que se refleja en él los peligros de una mala restauración, hecha en la Antigüedad sin embargo, cuando ya no se tenían los conocimientos para trabajar correctamente las teselas de pequeño tamaño.

    • Muchas gracias por la corrección, del viaje de Pompeya tuve la mala suerte que se me borraron muchas imágenes de la tarjeta de memoria de la cámara de fotos, así que algunas las completaba de internet. Ya está eliminada y de paso sabemos algo más sobre esta anécdota…

  10. Excelente relato. Mi familia te lo agradece, la visita fue un acierto gracias a seguir el texto. La guia oficial esta bien y el mapa se agradece( no todos los museos son tan gentiles con el visitante).

    Solo un aviso importante a los colegas que vayan en coche, mejor llevar unos bocatas y hacer picnic dentro. Hay agua abundante y mo hay problema. Dentro comida horrible y cara. Fuera solo tendreis una intendencia espantosa, abusiva tirando a robo. Nada de parking gratis porque es una estafa napolitana.
    Un saludo y otra vez gracias

  11. Estimado Pedro. He estado muy preocupada por el asunto de un guía para visitar Pompeya. Creo que es un lugar tan especial que merece tener a quien preguntarle por lo que estás viendo. Pero con lo que cobran me puedo quedar tres noches más en Roma o en Florencia !!!!
    Tu guía ha sido como una taza de chocolate calientito. Me ha calmado y me ha dado una clara idea de lo que voy a ver. Muchas gracias !

Deja tu consulta, pregunta o comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.